sábado, 28 de junio de 2008

Volvieron las nubes grises



¿Por qué has tenido que volver?


¿Por qué has tenido que aparecer justo ahora que había conseguido vivir sin pensar en ti?



¿Por qué regresas ahora que había vuelto a sonreír?


¿Por qué sigues haciéndome daño?



¿Por qué tú después de lo que sentí por ti, si mi único pecado fue quererte más de lo que nunca te merecerás?



...¿Por qué has tenido que volver?


jueves, 26 de junio de 2008

"Las cosas pequeñitas" Nolasco.

El otro día descubrí esta canción gracias a mi Sein. Todavía no me explico cómo se me ha podido pasar este temazo.


"y es el ambiente de un bar
las copas con mis amigos
y es un vamonos pa' allá
y esperate que te sigo
y es la puerta de tu casa
donde yo te doy los besos
y es esa cara tan rara
que pone mi amigo el negro

y es el humo de un cigarro
y el efecto de un pitillo
y lo bien que yo me siento
y cuando me encuentro contigo,
y es el aire que respiro
lo paisajes que yo veo
y son las cositas pequeñas
con las que mejor me siento".




Con las gotas de la lluvia
que caen en tus cristales
mientras tu miras pa' fuera
y en la calle no hay nadie
y el agua por los bordillos
de la acera de tu calle
son cositas tan pequeñas
pero a mí me saben grandes

con las marcas de tus labios
que quedan en los cristales
de ese vaso que tu bebes
que se muere cuando sabe
que tu vayas a dar un sorbito
con un gesto tan suave
que parece que lo besas
y a mi me sabe tan grande

si yo suelo caminar
sobre brasas encendidas
si me gusta disfrutar
por la noche y por el día
no es que sea un superman
y es que me gusta la vida
me gusta saborear
las cosas mas pequeñitas
las cosas mas chiquititas.

aaaahhayyyyy

y es el ambiente de un bar
las copas con mis amigos
y es un vamonos pa' allá
y esperate que te sigo
y es la puerta de tu casa
donde yo te doy los besos
y es esa cara tan rara
que pone mi amigo el negro

y es el humo de un cigarro
y el efecto de un pitillo
y lo bien que yo me siento
y cuando me encuentro contigo,
y es el aire que respiro
lo paisajes que yo veo
y son las cositas pequeñas
con las que mejor me siento

si yo suelo caminar
sobre brasas encendidas
si me gusta disfrutar
por la noche y por el día
no es que sea un superman
y es que me gusta la vida
me gusta saborear
las cosas mas pequeñitas
las cosas mas chiquititas.

ven pa' acá, pa' mi verita
que te voy a decir una cosa
que me gustaria comerte
esa carita de rosa
y que yo soy muy flamenquito
y que me gusta el cachondeo
me pongo a bailar contigo
es lo mejor del mundo entero

si yo suelo caminar
sobre brasas encendidas
si me gusta disfrutar
por la noche y por el día
no es que sea un superman
y es que me gusta la vida
me gusta saborear
las cosas mas pequeñitas


si yo suelo caminar
sobre brasas encendidas
si me gusta disfrutar
por la noche y por el día
no es que sea un superman
y es que me gusta la vida
me gusta saborear
las cosas mas pequeñitas
las cosas mas chiquititas.

las cosas mas pequeñitas
las cosas mas chiquititas.
las cosas mas pequeñitas
las cosas mas chiquititas.
las cosas mas pequeñitas
las cosas mas chiquititas.

yahiahiaaa

eso es... chiquillo!!


Empiezo a pensar seriamente que necesito un novio andaluz. Si hay algún interesado que se ponga en contacto conmigo :P. Y si en vez de un noviazgo, prefiere otra cosa, que se ponga en contacto también, que todo es hablarlo xDD.

Graciaaaaaaaaaaas Sein :******************** guapooo
¡Viva Sevilla!
Invitame xD

miércoles, 25 de junio de 2008

Impresiones y crónica final

Las fiestas de Torrejón'08 no voy a olvidarlas nunca. Han sido los mejores y más intensos 5 días de mi vida. Durante 5 días mágicos he bailado, he cantado, he gritado, he conseguido estar cerca de personas a las que admiro profundamente, me he hecho fotos con ellos, he conseguido sus autógrafos dedicados, he comprobado que son buena gente, y he disfrutado de sus conciertos como nunca lo he hecho.
También he sacado los pies doloridos e hinchados, algunas llagas, agujetas hasta en las pestañas, una afonía, un cansancio extremo, un odio recalcitrante por mi puñetera cámara de fotos, y un cariño especial por los que, desde este momento, pasarán a ser mis pantalones de concierto.

Aunque ha habido momentos durillos, TODO ha merecido la pena y lo volvería a hacer sin ninguna duda.

Han sido tantos momentos especiales en estos cinco días, que si no les hubiera hecho una foto o grabado en vídeo, creo que pensaría que todo ha sido un sueño pues aún hoy, estoy como flotando en una nube maravillosa que espero que dure mucho tiempo. El testimonio gráfico de todo ello, lo podéis encontrar aquí.

Si tenéis mucho interés en los conciertos que se han celebrado, estoy segura de que si buscáis, encontraréis ;).

Me quedo con un recuerdo especial porque es el que mejor resume todo y el que desencadena el resto cuando cruza fugaz por mi memoria; y es ese olor a humo artificial y a escenario, a tierra mojada, cerveza y Kalimotxo... ese olor a concierto que se ha grabado con fuerza en mi.

Una vez más quiero agradecérselo al ayuntamiento que se ha currado las fiestas de este año y eso se ha notado. Unas fiestas que han sido perfectas desde el principio hasta el fin, con ese irrepetible concierto y ese apoteósico castillo de fuegos artificiales que han puesto el mejor broche de oro que puede uno imaginarse. Sólo me queda añadir: ¡¡Ole, ole y ole!!.


Llegó el momento de desmontar el escenario, de guardar los amplificadores y los focos, de recoger la carpa blanca y el año que viene, quizá, volver a desempolvarlo todo y ¿quién sabe?, igual hasta la magia vuelve a concederme el deseo de otros cinco días inolvidables.

Concierto de Hombres G y fin de fiestas

Último día de conciertos. El cansancio acumulado deja huellas visibles en mí. No es precisamente fácil vivir cinco días seguidos de conciertos, durmiendo y comiendo regular. Si a esto añadimos la falta de costumbre, la cantidad de horas acumuladas que se pasa de pie, saltando, bailando y gritando, y unas condiciones físicas y de salud por debajo de lo óptimo; mi “hazaña” todavía tiene más posibilidades de ser catalogada como locura. Y tal vez lo sea un poco, pero qué le voy a hacer… estoy como un cencerro xD.

Agotada y todo, pienso echar el resto esta noche. Así fue como la viví:



Como es el último día de conciertos y ya tengo cierta experiencia, me lo tomo con más tranquilidad (aunque no descarto que el cansancio haya tenido mucho que ver en la parsimonia que me embarga hoy), y salgo de casa a eso de las 22:15. Por el camino hago una especial llamada de teléfono y eso me sirve para comenzar la noche con entusiasmo.

El recinto aún no está lleno y consigo colocarme cerquita del escenario como ya estoy acostumbrada :P. Esta vez me falla la estadística y muchos que, como yo, habían pensado que los conciertos siempre se retrasan, también se equivocan.
A las 22:30 el panel de vídeo que han colocado en el fondo del escenario comienza a funcionar con unas imágenes del grupo, lo que coge por sorpresa a más de uno que llega corriendo al recinto. En cuestión de instantes, el lugar se llena a rebosar, lo que no me sorprende tratándose del grupo que es, pero aun así la visión impresiona. Nunca he visto tanta gente en un concierto y eso que he visto varios durante esta semana.

A las 22:33, Hombres G salta al escenario. Hasta ahora es el único grupo que ha sido puntual y confieso que eso me sorprendió.
Desde el primer momento la gente respondió bailando con entusiasmo. El sonido es bestial, mucho más potente que en ningún otro concierto de los cuatro en los que he estado, y como estoy cerca del escenario, mi caja torácica vibra internamente con cada nota.

Al terminar la primera canción, David se dirige al público “¡¡Muchísimas gracias Torrejón, buenas noches!! Es un inmenso placer compartir esta fantástica noche de verano con todos vosotros y sólo esperamos que lo pasemos todos de puta madre. ¡¡Venga vámonos!!” y seguidamente enlazan con la segunda canción de la noche: El ataque de la chica cocodrilo.
Todos la cantamos con ellos y a su término, la agradecemos con entusiasmo entre aplausos, gritos y silbidos de aprobación.






David nos dice: “Muchas gracias. Es un placer estar aquí en casita… Esta canción que vamos a tocar ahora, la hicimos para transmitir buen rollo a la gente y para que nos levantáramos todas las mañanas y pensáramos que es un buen día para ser feliz. En una noche como esta, es facilísimo, porque es la noche más agradable de estos últimos días rodeado de amigos, y os voy a dedicar esta canción que es una pastillita y que se llama Me siento bien”.

El buen rollo que se vive en el concierto me llega a poner la carne de gallina en más de una ocasión. Es impresionante lo que allí se respira y se vive, emocionante e intenso, y eso que sólo llevamos pocas canciones…

Poco a poco ese espíritu se apodera de la gente que empieza a bailar y cantar con tal fuerza que el concierto se convierte en LA LOCURA con mayúsculas.
Uffffff se me eriza el vello cuando lo revivo y es que son tantas cosas las que se concentran allí esa noche… recuerdos de otra época, música que nos ha acompañado en momentos irrepetibles de nuestras vidas, la entrega absoluta y total de todos los miembros del grupo que disfrutan con cada acorde y nos hacen disfrutar a nosotros… IMPRESIONANTE.
Con tal ambiente, es imposible no dejarse llevar y yo claudico dejándome arrastrar. Me siento mucho más ligera, como si me hubiera quitado un enorme peso de encima, como si de un plumazo se hubieran diluido todas esas nubes grises que oscurecían mi cielo. Me siento resurgir, renacer, la fuerza y la vida vuelven a correr por mis venas calentando mi sangre y fluyendo por cada rincón de mi cuerpo. Grito, silbo, coreo, aplaudo y río como si nunca antes en mi vida lo hubiera hecho, o como si fuera la última vez en mi vida que fuera a hacerlo.

Después, la banda se crece ante el éxtasis total que nos están produciendo y nos sueltan un Voy a pasármelo bien que retrata a la perfección el momento que se está viviendo.
Tan metida estaba en ese torrente de sensaciones y emociones, que cuando llegaron al final de la primera parte del concierto, se me había hecho cortísimo.
Nadie quiso que aquello terminara, por lo que David volvió a salir al escenario ante el aclamo enfervorizado del público para atacar el comienzo del espectacular bis que nos dieron con una preciosa balada: Temblando; y temblando me dejó a mí.
Luego, se vivieron momentos impagables como este:






Finalmente cantaron Marta tiene un marcapasos y Sufre mamón, y dieron por rematado el concierto ante el aluvión de ovaciones de todos los que estábamos allí.


La, literal, avalancha de gente que se acerca a las vallas de seguridad para verlos, me hace desistir de intentar conseguir un autógrafo y como es medianoche pasada, decido regresar a mi casa para ver los fuegos artificiales que anuncian el fin de las fiestas de este año. Pero no me da tiempo a llegar, ni siquiera me da tiempo a abandonar las proximidades del recinto cuando los primeros cohetes surcan el cielo a toda velocidad y estallan sonoramente paralizando la fiesta y congelando a todo el mundo en el sitio mientras volvíamos la vista al cielo.
Allí, en el parque, disfruto del castillo de fuegos artificiales que es un auténtico gustazo pirotécnico; un espectáculo visual de formas y colores, de cohetes raros con forma de flor, estrella o corazón, de cohetes con forma de cometa espacial que subían, bajaban y volvían a subir.

Lo cierto es que el espectáculo nos encandiló a todos porque no dejaron de repetirse expresiones como ¡Ohhhhh! ¡Qué bonito! Durante el tiempo que duró. En ocasiones hasta arrancaron aplausos espontáneos, tras algún que otro sorprendente cohete.
La impresionante traca final ha sido el colofón perfecto: miles de cohetes tirados desde tres puntos distintos, iluminaron el cielo de Torrejón y lograron que, por un instante, pareciera de día.


Nunca he disfrutado tanto unos fuegos artificiales y cuando terminó el espectáculo pirotécnico, todos silbamos y aplaudimos, y la fiesta volvió a retomar su ritmo normal.
Por el camino compruebo que no sólo a mí me ha parecido impresionante a juzgar por los comentarios que escucho de la gente con la que me cruzo “En mi vida había visto cosa igual”.


Como las fiestas de este año han sido las mejores de toda mi vida, decido añadir el recuerdo a mi vida cotidiana para tenerlo siempre presente, de modo que en lugar de volver a casa, me dirijo a la zona donde están los puestos ambulantes a comprarme una pulsera para añadirla a mi muñeca derecha, hecho que ya es toda una tradición para mi: momento para no olvidar nunca=pulsera.


En esta ocasión son dos las pulseras que añado a mi colección y tras una amena charla con el encargado del puesto ambulante, ya puedo regresar a casa contenta. No obstante, dilaté todo lo que pude el camino de regreso porque sabía que aquello significaba el final, que todo lo que había vivido en los últimos días, acabaría en el mismo instante en que cruzara la puerta de casa.


Luego, una vez dentro de casa, cerré la puerta tras de mí y me dirigí al salón para desplomarme en el sofá, momento en el que dejé fluir lo que se me atoraba en el pecho y le di rienda suelta a mis lágrimas mientras daba gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de permanecer con vida para vivir todo lo que había vivido en los últimos días.
Cuando me vacié de lágrimas, me sentí llena de muchas cosas y con las fuerzas suficientes para subir las escaleras hasta el segundo piso y sentarme frente al pc para narrar la crónica de la noche. Sin embargo, algo dentro de mí se resistía a hacerlo, por lo que únicamente coloqué el titulo del post y después me puse a pasar y editar las fotos y los videos del concierto.
No fue hasta las 6 de la mañana cuando, después de que el youtube finalmente subiera el video que quería subir, decidí que había llegado el momento de irse a la cama a pesar de que no quería que acabara esa noche. Estaba exhausta y necesitaba descansar, así que me metí en la cama y me dejé caer en los brazos de Morfeo quedándome dormida sin darme ni cuenta...

lunes, 23 de junio de 2008

Concierto de Chambao

Supongo que alguien se extrañará de verme por aquí escribiendo mi crónica tan pronto (y más sabiendo que hoy tocaba Chambao a las 22:30), pero no adelantaré acontecimientos y comenzaré por donde se debe comenzar; el principio…



Por unas cosas o por otras, hoy se me ha hecho más tarde que de costumbre, así que me he tenido que duchar, arreglar a la carrera y salir a la calle sin cenar (tampoco había comido, por lo que la cosa tenía más delito). A eso de las 22:20, llego al recinto donde actúa Chambao esta noche, que ya está bastante lleno.

Me fijo en que alguien del equipo enciende lo que parece ser un recipiente con incienso y lo deposita en la tarima donde está ubicada la bateria, cosa que me resulta curiosa...

Sin embargo y por problemas técnicos con la iluminación, no veremos a La Mari hasta bien pasadas las 23:00, momento en el que los silbidos y pitidos de los impacientes seguidores, se transforman en aplausos y piropos al verla abandonar las bambalinas y caminar descalza hasta el centro del escenario.
No nos hace esperar más y se arranca con la primera de sus canciones, poniendo a todo el mundo a bailar y cantar con ímpetu.


Una vez terminada la canción, que el público agradece con sendos aplausos, La Mari, sonriente, se dirige a nosotros: “-Buenas noches, gracias por haber venido y gracias al ayuntamiento por hacer conciertos gratis, ¿e o no?” y nos arranca un aplauso colectivo y unas sonrisas. Esta mujer es única, sin duda.

Con la segunda de sus canciones pide nuestra colaboración con un “Vamo a tocar lah parma o argo, ¿no?” y nosotros respondemos sin demora.
El ambiente es de un buen rollo impresionante, lo que me sirve para confirmar que un concierto de Chambao es casi una experiencia mística. El sonido: brutal; la música: de lo mejor; y esa Mari con ese arte que no se pué aguantá… toda una experiencia.

Al terminar la cuarta canción, y viendo la cantidad de cámaras que la están grabando, La Mari vuelve a dirigirse a nosotros:





En el fondo tiene toda la razón y por eso no creo que nadie deba tomárselo como algo personal. Yo también estaba grabando y no por ello me sentí amonestada; porque estaba grabando para tener un recuerdo, sí, pero eso no me impidió ni cantar, ni dar palmas ni disfrutar del concierto. Es más en ocasiones yo también me he dicho “joder que coñazo tener que estar grabando” y eso me ha impedido disfrutar plenamente la actuación, sin preocuparme por estar pendiente de templar el pulso para que aquello no pareciera un terremoto.

El caso es que al comenzar la quinta canción, se levantó un inesperado aire que descolgó uno de los carteles laterales con el nombre del grupo. Estaba tan metida en el disfrute del concierto que, hasta ese momento, no me di cuenta de que el tiempo estaba cambiando. Eso me angustió un poco porque vi la forma violenta en que se movían los árboles, y supe que se avecinaba una tormenta acojonante. Y no me equivoqué…






La gente se empezó a revolucionar y La Mari, con ese arte que sólo ella tiene, exclamó “-A ver, un momento que la están peinando… - y el viento comenzó a soplar descontroladamente a lo que ella espetó -¡¿Pero qué le pasa ar vientooooooo?!”.

Instantes después la cosa pareció aplacarse y el grupo se arrancó con la sexta canción, pero solo fue un amago porque el viento volvió y esta vez acompañado de llovizna. Eso no parecía un problema para la gente; se estaban mojando pero nadie se movió de allí.
Sin embargo, la lluvia comenzó a apretar y La Mari no pudo ni terminar la canción en condiciones. Tuvo que hacerle un gesto a su grupo para que cortaran cuando la canción todavía no había llegado a su fin y abandonaron el escenario rápidamente.
En ese momento fue cuando llegó el diluvio. El personal de seguridad, viendo el peligro que suponía aquello, comenzó a pedir a la gente que se separara del escenario, pero nadie quería irse. Empapados y todo, permanecimos allí con la esperanza de que fuera una nube pasajera. No fue así, ni mucho menos; se trataba de un diluvio de los grandes.






Visto el percal, alguien cogió un micrófono y pidió a todo el mundo que, por seguridad, abandonaran las proximidades del escenario. Por fin la gente entendió que, con el viento que hacía y el agua que estaba cayendo, permanecer cerca de esas torres que vibraban con los golpes de aire, y esos amplificadores con esas cargas eléctricas, era poco más que una temeridad.
El concierto de Chambao se suspende”, anunciaron seguidamente y yo solté un ¡Nooooo! que acompañó al fastidio general.
Acto seguido la gente comenzó a abandonar el recinto a la carrera, mientras unos cuantos valientes permanecimos allí impertérritos, moviéndonos, eso sí, a un lugar más seguro. Algunos incluso se arrancaron a cantar papeles mojados, lo que me pareció todo un ejemplo de ese refrán que dice: al mal tiempo buena cara.
La lluvia no tenía ninguna intención de parar y los pocos que no se habían marchado ya, por esperar a que escampase, fueron abandonando el lugar a medida que la lluvia daba un pequeño respiro.


Yo permanecí allí sin saber muy bien qué hacer, pero cuando ví que los operarios comenzaron a desmontar el escenario y a guardar los equipos de sonido, me di por vencida y asumí que ya no iba a escuchar más a Chambao por esta noche. Así que aproveché un momento que pareció amainar, y me volví para casa cabizbaja con una mezcla de rabia y pena dentro de mí.
"Tenía que llover justo en ese momento, ¡coño!, no podía haber sido después de que terminara el concierto".
En fin, qué se le va a hacer, la naturaleza es la naturaleza y contra eso no se puede luchar. Igual esto me servirá para descansar un poco más, que llevo cansancio acumulado y mi salud comienza a resentirse; pero yo quería ver a Chambao joooooooo :(.

De todos modos, pienso volver a ir a un concierto de Chambao, sea como sea.


Veremos a ver qué pasa mañana porque aún queda un concierto, el de los Hombres G, y además falta también la quema de los fuegos artificiales… como el tiempo no nos dé tregua, las fiestas de este año van a terminar dejándo a más de uno con un amargo sabor de boca como broche final.

Concierto de Diana Navarro

Tercer día de conciertos y estoy agotada. Este ha sido el más demoledor, en todos los sentidos, pero sigo viva... o eso, o es mi zombi el que escribe xD.



Esta noche actúa Diana Navarro en el recinto centro, detrás del ayuntamiento. Yo vivo en las afueras del pueblo, así que la caminata hasta allí es de órdago. Por ese motivo decido cogerme el autobús, aunque ignoro la frecuencia del servicio en las fiestas del pueblo.

Como soy bastante previsora, salgo de casa con la suficiente antelación, ya que tenía el temor de perderme buscando el recinto porque no sabía exactamente dónde estaba ubicado. Total que me siento bajo la marquesina a esperar el bus, y a eso las 22:30 pasa por mi barrio. Lo cojo aliviada porque voy bien de tiempo y ya me veía teniendo que hacer el recorrido a pie, y a paso ligero, hasta el centro.
El bus va prácticamente vacío y no hace muchas paradas para recoger y dejar viajeros, así que llego al centro del pueblo sin retrasos. Una vez allí, me doy un pequeño paseíto con tranquilidad en busca del lugar donde se va a celebrar el concierto. No tiene mucha pérdida, la música de la orquesta que en ese momento está actuando, me guía hasta el sitio en cuestión.
Al llegar, me llevo una gran impresión: “Si hay cuatro gatos colega”, me digo un poco decepcionada al ver que aquello está prácticamente vacío. El recinto en cuestión es un aparcamiento en superficie, donde han colocado dos escenarios: uno pequeñito para la orquesta que toca antes y después del concierto de Diana, y otro más grande para ella.
Hay bastante iluminación y, a un lado, un chiringuito de bebidas con mesas (ocupadas todas, vaya una a saber desde qué hora), pero el aspecto es un tanto cutre. Eso me dio cierta pena; igual es el amor de fan lo que me ciega, no digo que no, pero pienso que Diana se merecía algo más adecuado a su categoría.
En fin, que una se conforma con cualquier cosa, el caso es ver a Diana sea como sea.

Son las 23:00, aún me queda una hora, más el tiempo de cortesía hasta que empiecen a sonar los primeros acordes, que suele ser una media hora más. En total me queda todavía una hora y media pero no me preocupa; esperar es casi lo único que se hacer bien.
Durante esa hora y media me dio tiempo a sentarme un poquito en unas jardineras (incómodo, sí, pero es mejor que el suelo), y a acercarme al chiringuito de bebida que había apostado en la zona. Al ver el precio de las bebidas, se me quitaron de golpe las ganas de beber algo frío, así que me apañé con mi botella de agua templada.
Mientras espero, escucho a la orquesta y hasta me animo a bailar, sentada eso sí, algunas canciones.

A medida que pasa el tiempo, la gente comienza a llegar, sobre todo hombres que vienen comentando que España ha pasado a semifinales en la tanda de penaltis. Ahora me explico por qué no había apenas hombres en el recinto…

A eso de las doce menos veinte, veo que si no me levanto de la jardinera, me quedo sin sitio cerca del escenario y eso es una putada teniendo en cuenta que llegué una hora antes al lugar, así que me acerco al escenario y me acoplo en el centro, en segunda fila.

A las 24:00 aquello estaba a rebosar de gente, la mayoría personas de la tercera edad, unos pocos jóvenes y algún que otro infante.
Pasadas las 24:15 la gente se impacienta, a pesar que que habían puesto buena música de fondo como Eric Clapton cantando la versión blues de Layla, y comienza a pedir la presencia de Diana, lo que me causa una risa que me cuesta disimular al comprobar que las personas de avanzada edad, son mucho más impacientes y folloneras que los jóvenes (y ya había estado en varios conciertos para fundamentar mi teoría).

A las 24:30 y ante la insistencia de la gente, los músicos comienzan a ocupar sus puestos y las luces se apagan. Momentos después, Diana Navarro hace su aparición en el escenario: preciosa de rosa y azul, guapísima, con una sonrisa resplandeciente y rebosante de arte y elegancia por todos sus poros. Yo la había visto en vídeos y entrevistas, pero de cerca impresiona; es mucho más guapa al natural, con diferencia.

Diana agradeciendo los aplausos de bienvenida.



Si verla tan de cerca ya me había impresionado, cuando comenzó a cantar ya fue la repera. ¡Madre mía que garganta tiene esta mujer, es un prodigio! Menos mal que no soy la única que se da cuenta, porque en todo el concierto no pararon de gritarle cosas como ¡Guapa! ¡Olé!, ¡Eres la perla de Andalucía! ¡Viva Málaga! Y ¡Viva la madre que te parió!


Diana guapísima.




Tras la primera canción, Diana se dirige a nosotros: “-Buenas noches torrejoneros y torrejoneras es un placer estar aquí esta noche [… ] ¡que hemos ganao!” dice refiriéndose al partido de fútbol contra Italia, y exclamo para mis adentros “Qué salá”. Seguidamente nos deleita con otra canción, en la que nos anima con palmas y nosotros, que no hacía falta animarnos mucho, le acompañamos entusiasmados.



Juro que me pasé todo el concierto haciendo pucheros y haciendo un esfuerzo sobrehumano para no dejarme llevar por el torrente de emociones que me provoca Diana y ponerme a llorar como una descosida.


Después llegó el momento de una canción enorme Mira lo que te has perdido y temblorosa, lucho por estabilizar la cámara y darle al rec.







Con la carne de gallina, temblando y los ojos humedecidos, consigo grabar este momento que guardaré en mi memoria en el mejor de los rincones.

Canción tras canción, Diana se crece y la magia se apodera de todo el mundo, incluida ella misma, quien recibe la energía positiva que flota en el ambiente y así nos lo hace saber. Se está convirtiendo en un concierto mágico, emocionante, irrepetible, la hostia hablando en plata.

Llega el momento de despedirse y Diana nos da las gracias a todos asegurándonos que nunca olvidará esta noche, y yo te aseguro Diana que tampoco la olvidaré. Y tampoco la totalidad del publico que estaba allí, pues no dejaron de pedir ¡Otra, otra! entre palmas y vítores.

Diana no nos hizo esperar mucho y enseguida atacó con un bis espectacular en el que dedicó un momento a los agradecimientos y se vivió otro gran momento con una fenomenal improvisación de los músicos mientras ella bailaba.






El broche de oro lo pusieron Sola, canción con la que se dio a conocer, y Mare mía. Después se despidió emocionada de todos nosotros ante el aluvión de ovaciones y se desvaneció entre bambalinas como un sueño maravilloso, mientras los músicos tocaban los últimos acordes.

La gente no tuvo prisa en marcharse, de tal forma, que para cuando los músicos terminaron de tocar, todavía quedábamos muchos para despedirles también a ellos con aplausos.


Sin dudarlo un segundo, me coloqué tras las vallas de seguridad para verla abandonar el recinto (le estoy cogiendo el gusto a esto jajaj :P), puesto que desconocía si Diana se acercaría a firmar autógrafos o se marcharía enseguida.

Un rato de espera después alguién preguntó si podían ver a Diana para que les firmara un autografo, y un miembro del equipo de seguridad nos dijo que no sabía si iba a salir, así que le entregaron un CD y le pidieron por favor que se lo acercara a Diana para que se lo firmara. El muchacho fue muy amable y así lo hizo.
Cuando regresó me dije “esta es la mía” y saqué de mi bolso el programa de las fiestas donde aparecía la foto de Diana junto a la información del concierto, y se la entregué al muchacho junto con un boli, pidiéndole por favor, que si se lo podía dar a ella para que me firmara un autógrafo. Con el barullo de la orquesta de fondo que se puso a tocar después de que terminó el concierto, el muchacho no se enteró bien de mi nombre y en lugar de Malena, Diana me puso Manela en la dedicatoria. Un detalle que, con lo ilusionada que estaba, no me importó lo más mínimo. Vamos que estaba tan contenta, que casi le planto un beso al muchacho cuando me trajo de vuelta el programa.
Entonces alguién le preguntó si ella no tendría alguna foto firmada para regalársela y el muchacho anunció que iba a salir ella misma dentro de un momento. ¡Lo que me faltaba a mi!, vamos que no me movía de ahí ni a rastras hasta que la viera. A pesar del enorme cansancio que tenía acumulado y del dolor de pies y piernas, aguanté allí hasta el final y eso tuvo después su recompensa.

Tras largo rato, mucha de la gente que estaba esperando, se cansó y se marchó, pero yo hasta me decía a mi misma “si me tengo que quedar aquí hasta que amanezca, me quedo”.
Por fin la veo aparecer al fondo y los valientes que quedábamos aún al pie del cañón, la recibimos con aplausos. Venía con otra mujer (desconozco quién era, pero parecía alguien de su equipo personal), se había cambiado de ropa y traía entre las manos un taco de fotografías suyas, un rotulador negro y la mejor de sus sonrisas, dispuesta a repartir autógrafos entre los que estábamos allí.

¡Dios mío pero que mujer más guapa, mas simpática y mas buena gente! Aguantó estoicamente la avalancha de personas de la tercera edad que se colaban en la cola sin miramientos exclamando “dame una foto, guapa”. Algunos ni sabían de dónde era porque se lo preguntaron, cosa que me resultó bastante curiosa.
Mientras firmaba autógrafos, aproveché para hacerle unas fotos con el móvil, porque no quería arriesgarme a sacarlas con la cámara y que salieran desenfocadas. Y desenfocadas no salieron, en vez de eso salieron algo oscuras porque tenía miedo de que el flash las oscureciera aún más habiendo tanta gente por medio donde la luz pudiera reflejarse.

Cuando Diana se acercó a mí, la saludé entusiasmada con un "hola" al que ella respondió con otro "hola" acompañado de una resplandeciente sonrisa. Le dije mi nombre y mientras me autografiaba su foto, le dije: “Has estado genial” y me respondió "muchísimas gracias" mirándome a los ojos, con otra resplandeciente sonrisa (Confieso que aquí también tuve que luchar contra la emoción para no ponerme a lagrimear).

Al entregarme la fotografía, le di las gracias emocionada y me retiré un poco a un lado para dejar paso al resto de gente que clamaba por un autógrafo. Pero no podía irme, quería seguir allí en compañía de esa increíble mujer aunque fuera de lejos; a mi me bastaba con verla. Así que me quedé allí todo el tiempo, hasta que firmó el último autógrafo y se hizo la última foto. Estuvo súper atenta, cariñosa y sonriente durante los 10 minutos que la tuvimos allí “retenida”.

Tras hacerse la última foto con una fan, se dispuso a marcharse y yo la despedí de lejos con la mano y con una sonrisa (éramos las dos únicas personas que quedábamos allí), gesto al que correspondió sonriente, despidiéndose también con la mano. De repente se para, se da la vuelta y se dirige a mí para decirme:
“¿Quieres una foto?” y lo cierto es que sí me hacía ilusion, pero sin nadie que me la hiciera no podría obtenerla, y asi se lo dije: “-Es que si no me la saca nadie va a ser un poco difícil manejar el móvil yo sola”. Ella me respondió “Claro, hombre, ahora mismo te la sacan” y le hizo un gesto a la mujer que estuvo acompañándola todo el rato para que se acercara.

No quería robarle más tiempo a Diana, así que no pasé la valla y desde detrás mismo le entregué el móvil a la mujer explicándole como funcionaba la cámara.
Diana me dijo: “-Como te he visto ahí todo el rato, pensé que querrías una foto… ¿a ti te he dado un autógrafo ya, no?” mientras cariñosamente me cogía por la cintura preparándose para la foto. Yo asentí y, con cierta vergüenza, le agarré a ella también de la cintura.

Con el barullo que había de fondo, la mujer que tenía mi móvil no debió entenderme bien y mantenía apretado el botón de disparo sin que sucediera nada. “Ya lo tengo apretado” me dijo viendo que no salía la foto y justo cuando le estaba explicando que debía soltar el botón, nos hizo la foto. Yo salí horrible, cual azafata de tren fantasma, con la boca abierta y los ojos rojos, (qué le vamos a hacer, una es así de horrible xD. De todos modos nunca me gusto en las fotografías, así que eso es más cosa mía creo yo).

Una vez hecha la foto, despedí a Diana con dos besos y un “gracias guapa” a lo que ella respondió con otro “gracias” y una sonrisa. También se lo agradecí a la mujer cuando me devolvió el móvil y las despedí con la mano y un adiós, al mismo tiempo que Diana me dedicaba otro adiós agitando también su mano sin perder la sonrisa. Luego nos echamos a andar, pero por el camino miré hacia atrás por última vez mientras veía cómo desaparecía a lo lejos.


Después me quedó una caminata de la hostia hasta mi casa. Tanta fue la cosa que llegué a casa al filo de las 3 y media y con los pies hinchados y doloridos.


En morado aparece el camino que recorrí hasta llegar a casa. Después de varias horas de pie y esa caminata acojonante, casi muero por el camino.





Ha sido una noche increíble: mágico concierto y mágica mujer. No tengo palabras. Si antes ya me gustaba Diana, ahora ya puede considerarme como una fan incondicional.
Es tremendo lo que desprende esta mujer, su sencillez, su amabilidad, su magia y su sonrisa, te atrapan sin darte cuenta. ¡¡¡Diana, yo te pongo un kiosco en la Gran Vía, o un piso o lo que quieras, guapaaaa!!!




Quedan dos conciertos y yo comienzo a resentirme seriamente… ¿aguantaré viva hasta el martes?

domingo, 22 de junio de 2008

Concierto de Dover

Segundo día de conciertos. El cansancio se empieza a notar, pero aún me queda mecha para rato.
Esta vez, llego al recinto del concierto a eso de las 22:30, porque me había ido antes a dar un paseo por la feria y eso me retrasó bastante.
No obstante, veo que la gente comienza a llegar a partir de las 22:30. Hemos aprendido la lección de que los conciertos siempre empiezan media hora más tarde de lo previsto xD.
Esta noche hacía menos calor, corría una brisita agradable y eso era muy de agradecer.

Como viene siendo habitual en los conciertos de Torrejón, acude gente de todas las edades y poco a poco el recinto se va llenando. A las 23:00 apagan las luces y una cortina blanca cae de repente impidiéndonos ver el escenario. La gente silba y la banda comienza a colocarse en sus puestos. De repente las luces de colores y la música comienzan a sonar creando un espectáculo de sombras, en el que se ven las siluetas de Amparo, Cristina y el bajista Samuel Titos.



La puesta en escena de Dover está currada: luces, bolas de espejos discotequeras y un enorme cartel de neón con el nombre del grupo, convierten el concierto en un espectáculo visual. Si a eso le añadimos la gran calidad del directo de Dover, tenemos un pedazo de concierto como el que he tenido la suerte de disfrutar esta noche.
Por desgracia, siempre tiene que haber algún tocacojones y esta vez no iba a ser menos. Un grupo de chicos habían acudido claramente para reventar el concierto gritándoles "¡vendidos!". Nunca entenderé por qué cojones va alguien a un concierto que no le gusta solamente para incordiar.

En fin que creo que la banda debe estar ya acostumbrada a las ampollas que ha levantado su cambio de registro musical (a mí me gustaban más antes, pero tampoco significa que ya no se pueda escuchar su música), por lo que se lo tomaron con cierta filosofía y hasta le dedicaron una canción al grupito en cuestión.



"Amparo: -Esta canción se la vamos a dedicar a estos chicos que están aquí gritándonos todo el rato vendidos... en vez de haberse ido a casa y leerse un buen libro o hacer algo productivo en su vida, o haberse ido a ver a su grupo favorito... pues para vosotros, cariño, para que aprendáis que en la vida no es todo como vosotros queréis...".




¿Qué decir de un concierto de Dover?, nunca dejan de sorprender. El carácter auténtico, fresco y desenfadado de todos sus miembros, y en especial de las hermanas Llanos, convierte a Dover en un grupo único. Siempre es un gustazo ver cómo una banda toca y se lo pasa en grande, Cristina incluso encendió varios cigarrillos que se fumó mientras cantaba y deleitó con su habitual repertorio de saltos, bailes y sus movimientos reptantes por el escenario. Se sentó, se tumbó, se revolcó por el suelo y sus fans enloquecieron con ello.

Fumándose un cigarro sentada en el borde del escenario. En una ocasión llego incluso a escupir a un lado.




A medida que iba avanzando el concierto y las canciones iban cambiando de las nuevas a las antiguas, le gente fue animándose. Al principio la gente siempre está más comedida en un concierto, pero cuando se van "calentando", se desatan y acaban saltando y coreando las canciones a voz en grito. Y así pasó, que al final acabamos todos totalmente enloquecidos y algunos, como yo, hasta afónicos xD.


Serenade, su primer éxito.



Hubo varios momentos geniales como por ejemplo el momento en que alguien del público le dió unas gafas con lucecitas azules a Amparo y se las puso un rato mientras tocaba. Después Cristina también se colocó unas gafas rojas que ignoro si se las habrían dado o eran suyas.

A la izquierda, Amparo y sus gafas azules.




Cristina y sus gafas rojas.




Tras tocar su repertorio, la banda se despidió y Amparo dijo: "si os apetece más nos lo pedís y por supuesto volvemos encantados, porque queremos deciros que para nosotros ha sido un honor volver a tocar un año más en las fiestas de Torrejón, nos sentimos como en casa..." y después de esto apagaron las luces y abandonaron el escenario. Obviamente estaban preparándose para el bis y un rato más tarde salieron a tocar dos de sus grandes éxitos: Devil came to me y Let me out.

Por lo visto el grupito tocacojones se había ido ya y así lo advirtieron las hermanas Llanos ante las risas de todos los que nos habíamos quedado a esperar el bis.

Cristina: -Se han pirao cagando hostias”.


Let me out



Pusieron el broche final con Let me out y dieron por concluida la noche, agradeciéndonos a todos el haber hecho que, tras 4 años, tocar de nuevo en Torrejón siga dejándoles un buen recuerdo. Lanzaron varios palillos de batería entre el público y se despidieron de todos deseándonos que nos fuera muy bien en la vida si no nos volvíamos a ver.


Una vez finalizado el concierto, la multitud se dispersó y como ocurriera el viernes, varios fans se acercaron a las vallas esperando ver a los miembros del grupo y conseguir que les firmaran los palillos de batería que habían cogido al vuelo. No me lo pensé y me uní al grupo pensando que tendría la misma suerte que el viernes. Sin embargo, las medidas de seguridad (quizá por culpa del grupito tocacojones) se duplicaron y solamente dejaban pasar a los fans de uno en uno. Me hubiera quedado, pero había una cola bastante grande de gente y yo me encontraba muy cansada, así que me despedí con pena del lugar y me volví para casa.
Es la única espinita que me ha quedado, por lo demás me ha encantado el concierto y apunto a Dover en la lista de grupos de los que no hay que perderse sus conciertos.


Lo siento porque la calidad de vídeo y de foto no es muy buena y las canciones no están completas, pero mi cámara chupa batería que da gusto y encima luego no enfoca bien. Odio a muerte mi puta cámara de fotos, pero no pienso comprarme más cámaras hasta que no ahorre (lo veo jodido) y me compre Mi querida Canon EOS 450D, mientras tanto a joderme.

sábado, 21 de junio de 2008

Concierto de Nacha Pop

Estoy al borde de un infarto o de un orgasmo, todavía no lo he distinguido bien, ¡¡¡Qué noche!!!.
Empezaré por el principio:

A eso de las 21:00, después de que terminara ven a cenar conmigo, el programa de antena 3 que no me pierdo ni un solo día, comienzo a prepararme para ir al concierto.
A las 22:10 ya había salido de mi casa en dirección al recinto ferial. Por el camino me encuentro con mucha gente, pero poca se dirige al escenario donde esa noche actúa Nacha Pop. Extrañada y un poco aspenada, llego hasta allí sobre las 22:20 y y veo que el lugar está casi vacío, tanto es así, que consigo ponerme casi debajo del escenario sin ningún esfuerzo.
Poco a poco va llenándose el lugar con gente de todas las edades, pero los de la generación de los ochenta fuimos mucho más numerosos.
Supongo que la gente ya sabe que los conciertos nunca empiezan a la hora programada, sino que se retrasan un poco, por eso decidieron ir llegando más tarde, de ese modo, al filo de las 23:00 el recinto estaba completamente lleno y el concierto aún no había empezado.
La gente comienza a impacientarse y, entre silbidos, piden a la banda que se deje ver. Todos estamos ya impacientes por verlos, y Nacha Pop sale al escenario entre aplausos y vítores. Se sitúan, cogen sus instrumentos y casi sin darnos tiempo a reaccionar, comienzan tocando la primera canción: Antes de que salga el sol.
A mi me impresionó mucho ver a Antonio Vega tan cabizbajo y con un aspecto tan débil. Llevaba recogido el pelo en una coleta, pero el flequillo y algunos mechones sueltos, le tapaban por completo el rostro que no levantó prácticamente en ningún momento. Admiro enormemente a Antonio y verle con ese aspecto tan frágil, me encogió el corazón.

Después de terminar con la primera canción, enlazaron seguidamente con Sol del caribe, donde Nacho modificó levemente la canción para hacer un guiño cómplice a todos los que estábamos allí, de tal forma que en lugar de decir sol del caribe, dijo sol de Torrejón, y nosotros más que encantados.
En varias ocasiones más Nacho interactuó con el público y llegó a recordar la última vez que tocaron en Torrejón.

"Nacho: -¿Cuántos años hace Antonio?
Antonio: -Muchos años. Recuerdo que tocamos con Ramoncín...
".

Lo cierto es que el grupo estaba agusto y eso se notaba en el ambiente.

A pesar de que muchos no coreaban algunas de las canciones, las bailaron con entusiasmo. Es lo que sucede cuando te dan buena música, que el cuerpo se te mueve solo.
He de confesar que no me sabía muchas de las canciones, pero en ningún momento me aburrí, disfruté del increíble sonido directo de Nacha Pop y no dejé de moverme y aplaudir como loca en todo el concierto, salvo en el momento en que los acordes se hicieron más suaves y Antonio se estaba preparando para cantar. Comprendí que había llegado el momento de una gran canción y preparé la cámara de fotos. Enseguida Nacho anunció que iban a tocar una canción que le habían pedido entre el público y que iba para él/ella, se trataba de Lucha de gigantes, la canción que había estado esperando para darle al rec. Así es como sonó:


Al terminar la canción, nos volvimos locos aplaudiendo y Antonio agradeció el gesto con un "Gracias chicos".
Increíble Antonio, se me pusieron los pelos de punta y me temblaba el pulso, pero conseguí grabar, con mayor o menor éxito, la canción completa. Es una de mis favoritas y no quería dejar pasar la oportunidad de llevarme el recuerdo.

Después tocaron Atrás (cantada por Nacho), Suerte, Hazme el favor (una nueva de Nacho que me encantó y que introdujo así: "A veces algo que se construye durante mucho tiempo se rompe en un instante. Si hubo algo puede volver a nacer”), Persiguiendo sombras y Alta tensión. Tras tocar esta última se despidieron como si fueran a marcharse ya, pero no coló, todos estábamos esperando que tocaran La chica de ayer y eso fué lo que ocurrió a continuación.
Luego completaron el bis con Una décima de segundo y Nadie puede parar dando por finalizado el concierto y despidiéndose con reverencias, todos en una piña como en el teatro, acompañados de nuestros aplausos y vítores enfervorecidos. Habían hecho un gran concierto y nosotros se lo agradecimos de ese modo.

Seguidamente la multitud comenzó a dispersarse, pero yo advertí que algunos se acercaban a la valla de seguridad, que separaba el escenario del público, para ver salir al grupo. Me hizo ilusión verles por última vez, así que me acerqué hasta allí y me uní al resto de fans en la espera de verles abandonar sus camerinos.
Un ratito de espera más tarde, una chica del equipo (desconozco que cargo tendría exactamente) se acercó hasta nosotros y nos dijo que si queríamos verlos, tendríamos que esperar unos 15 minutos y ellos se acercarían a saludarnos y firmarnos unos autógrafos. Yo no me lo podía creer, estaba flipando, unicamente me había acercado para verlos de lejos y ahora los iba a ver de cerca y tendría la oportunidad de que me firmaran un autógrafo.
Una de las chicas que estaba delante de mí, le comentó a su amiga "Busca un papel donde sea" y en ese momento yo recordé que suelo llevar en mis bolsos una libreta y un bolígrafo, pero no estaba segura de, si en esta ocasión, los llevaba encima, así que metí la mano en el bolso con verdadero miedo y comencé a rebuscar sin querer mirar siquiera dentro. De repente toco algo guardado en un bolsillo interior, palpo y reconozco la forma. Con un hondo suspiro de alivio, cierro los ojos y doy gracias a Dios y a mí misma porque ser tan previsora, por fin me sirve de algo.
Entusiasmada saco la libreta del bolsillo, pero me doy cuenta de que en esta ocasión no llevo bolígrafo. No me preocupa demasiado porque supongo que alguién, de los que allí estábamos o del mismo equipo de la banda, tendría alguno que me pudiera prestar.

Veo como el resto de fans se rebusca frenéticamente por todas partes clamando por un pedazo de papel, algunos incluso ya estaban sacando un billete que era lo más parecido que tenían. Entonces saqué mi libreta del bolso y fue gracioso ver como todos los ojos se volvieron hacia mí, mientras sus expresiones parecían decir "estoy salvado/a". Todos me pidieron por favor que si les podía dar un pedazo de papel, y yo repartí hojas sin ningún problema entre todos ellos. Comprendía que era un momento irrepetible y teniendo yo una libreta casi llena, me parecía una putada no compartirla con ellos. Al final casi me quedé sin hojas xD pero no me importó.

Una vez preparados con nuestra hojita en la mano, se acercó un chico del equipo (tampoco sé decir quién era exactamente, pero supongo que por el hecho de que no se separaba ni un momento de su teléfono móvil, se trataba de alguién del equipo personal de la banda) y preguntó "a ver, ¿quién quiere verles?", a lo que todos respondimos casi al unísono. Contó 8 personas y nos invitó a pasar por la entrada reservada para los servicios médicos.
Yo no me lo podía creer, estaba temblando y en el camino hacia el backstage, aferré con fuerza la libreta, pues si la perdía justo en ese momento, no me lo perdonaría nunca.
Nos invitaron a esperar a un lado del escenario mientras los operarios lo desmontaban y los nervios comenzaron a hacer mella en el grupo. Estábamos dentro y a punto de ver de cerca a Nacho y Antonio.
Un momento después, Nacho se acerca a nosotros, muy amablemente nos saluda a todos, dando la mano a los chicos y dos besos a nosotras. He de decir que fue super cariñoso, pues con los dos besos también me dio un abrazo, no como otros que dan los dos besos de lejos, no, Nacho fue muy atento y cariñoso con todos.
Le felicitaron por el gran concierto y dando las gracias, posó sonriente y divertido (sacando la lengua) para las fotos que le hicimos.
Una pareja de nuestro grupo invitó a Nacho a beber un chupito de whisky que llevaban preparado, y fue gracioso ver cómo se lo bebía y a continuación se sacudió dando a entender que estaba fuerte y que había entrado pa' dentro raspando, como dice mi hermano.
Firmó autógrafos, se hizo fotos y estuvo super amable y atento con todos nosotros. Cuando se iba a marchar ya, yo era la única que faltaba por pedirle un autógrafo y debí de poner cara de pena o yo que se jajajaja, pero me salió un "Nacho, por favor..." muy tierno al que Nacho respondió con un "0hhh" y un puchero super gracioso y se acercó a mí para cogerme la libreta que le tendía.
(Por cierto, desde aquí agradezco enormemente a la chica que me prestó el bolígrafo, porque si no me habría quedado sin autógrafo).

Cuando Nacho se dispuso a firmarme el autógrafo, me preguntó el nombre y después de escribir la dedicatoria, tuvo el detalle de leerme lo que me había puesto por si tenía alguna duda al leerlo yo.

"Malena tocamos para gente como tú. Gracias, Nacho".




Profundamente agradecida, le di las gracias y me dio dos besos más antes de despedirse de nosotros. Justo en ese momento llegaba Antonio acompañado por lo que supongo sería un guardaespaldas o alguién que cuidaba de él. Se le veía muy cansado y de cerca yo le vi todavía más débil y cabizbajo, lo que me volvió a encoger el corazón.
Antonio, amablemente, se hizo fotos con nosotros y nos firmó autógrafos, pero no sé si por timidez o por otras cuestiones, no se atrevió a darnos dos besos como Nacho. Al fin que no importaba, al menos a mí no me importaba, yo estaba lo suficientemente feliz de estar a su lado y de verle tan cerquita.

"Antonio, por favor..." le dije entregándole la libreta para que me firmara un autógrafo y me preguntó el nombre para seguidamente escribirme una dedicatoria.

"Malena un saludo con cariño de Antonio Vega".



Mientras, dos chicas del grupo con las que congenié, me sacaban algunas fotos con mi cámara junto a Antonio.
Lo que yo no sabía era que también nos estaban sacando fotos para publicarlas en la web, y cuando alguien lo mencionó me dije "mira que si salgo en las fotos que cuelguen en la página, qué vergüenza".
Los miembros del equipo nos pedían que no mareásemos a Antonio con tantas fotos y varias veces nos despidieron, con buenos modos eso sí, con un "venga que nos tenemos que ir" y todos entendimos que ya era hora de irnos y que Antonio estaba muy cansado, por lo que les dimos las gracias a todos y nos dirigimos a la salida.
Me queda una pena, y es que si hubiera olvidado mi habitual prudencia y me hubiera colado en la fila para sacarme una foto con él, como hacían los demás, tal vez ahora tendría esa foto. Pero bueno, mientras Antonio me firmaba el autógrafo ya me sacaron algunas fotos, así que con eso ya me conformo.

A la salida, intercambié direcciones de e-mail con las dos chicas que me sacaron las fotos, ya que al olvidarse su cámara, me pidieron que si les podía sacar algunas con la mía y después enviárselas por mail y yo acepté sin problema.
Ya de camino a casa, todavía temblaba por la increíble noche que acababa de vivir, y me preguntaba si no habría sido todo un sueño. Más tarde confirmé que había sido real, porque entré en la web del grupo y me vi en las fotos que nos sacaron y que ya habían colgado. Justo en ese momento se dibujó una enorme sonrisa en mis labios que, todavía hoy, no ha desaparecido.




Me alegro enormemente de haberme lanzado y haber acudido al concierto sola (que era lo que me echaba un poco para atrás, por diversas cuestiones que no vienen al caso), gracias a eso por fin puedo decir, con total convencimiento, que estoy muy feliz.


Esta ha sido la mejor noche de toda mi vida.



No podía haber empezado mejor la cosa, y todavía me quedan 4 días de conciertos...



  • Antes de cerrar el post, quiero dar las gracias desde aquí a todos los miembros del equipo que fueron tan amables con nosotros y nos trataron tan bien.
  • A Nacho y a Antonio por lo bien que se portaron. Sóis muy grandes, no sé si os habíais dado cuenta.
  • A todos los fans que se quedaron junto a la valla esperando ver a Nacha Pop porque, muy probablemente, si ellos no hubieran estado yo no habría vivido esto.
  • A la chica que me prestó el bolígrafo y a las que me sacaron las fotos.

Mis más sinceras gracias a todos.

viernes, 20 de junio de 2008

Fiestas populares de Torrejón de Ardoz 2008

Cártel de las fiestas de este año. Antes de nada quiero felicitar desde aquí al alcalde y al concejal del cultura, por el programa de las fiestas y por el buen gusto eligiendo a los artistas musicales :D.




Comienzan las fiestas de populares de Torrejón de Ardoz: desenfreno, sexo y buena música. Bueno desenfreno quizá no (que una tiene que cuidarse), sexo posiblemente tampoco (aunque estudiaré gustosamente cualquier proposición xD) pero lo que sí os aseguro, es que habrá buena música.

A las 22:00 horas, en el recinto centro, el ilustre torrejonero Jorge Garbajosa, leerá el pregón de las fiestas dando el pistoletazo de salida a 5 días vertiginosos de fiesta, ambientazo, buen rollo y diversión. Es una verdadera lástima que no pueda ir a ver a Garbajosa, sinceramente me hacía ilusión, pero a no ser que alguien me diga cómo estar en dos sitios a la vez, voy a tener que perdérmelo. La razón es que apenas media hora más tarde, da comienzo el primer concierto de las fiestas de este año, nada más y nada menos que Nacha Pop, y no me gustaría perdérmelo por nada del mundo. Si los dos eventos se celebraran un poco más cerca uno de otro, iría a ambos, pero no me da tiempo físicamente ni de coña a estar en los dos sitios, por lo que tengo que escoger ir a uno de los dos, y en este caso Nacha gana el duelo.

Para los que queráis asistir a las fiestas, os dejo un plano para que no os perdáis (ya sé que se ve un poco mal, pero menos es nada ¿no?).



Podéis obtener más información aquí




Bueno, este es mi planning particular para estas fiestas:

  • Viernes 20: Concierto de Nacha Pop (22:30 en el recinto ferial)

  • Sábado 21: Concierto de Dover (22:30 en el recinto ferial)

  • Domingo 22: Cambio sin pensármelo ni un momento el concierto de Chenoa por el de Diana Navarro. En esta ocasión es a las 24:00 en el recinto centro.

  • Lunes 23: Concierto de Chambao (22:30 en el recinto ferial)

  • Martes 24: Concierto de Hombres G (22:30 en el recinto ferial)


Gran cartel este año, sin duda. De hecho es el primer año que voy a ir a todos los conciertos y no voy a pisar mi casa en 5 días nada más que para dormir y ducharme xDD. Veremos a ver si aguanto el ritmo, y si no moriré feliz en el intento xD.

En un principio tengo la intención de colgar la crónica de la noche cuando llegue a casa, o sino al día siguiente antes del próximo concierto, pero ya veré a ver en que condiciones llego a casa xD.

En fin yo os voy a ir dejando ya, que tengo que prepararme para el concierto de esta noche. Si alguien quiere apuntarse, ya sabe dónde y cómo encontrarme.

Comienzan los 5 días más intensos de mi vida...

Un bebé en camino

"Ella: -¿Te puedo contar una cosa?
Yo: -Y dos.
Ella: -¿Sabes qué? ¡¡¡voy a ser mamá!!!
Yo: -¡No jodas!
Ella: -Jajaja si, estoy de 4 meses.
Yo: -¿Me estás tomando el pelo?
Ella: -No, va en serio, no haría una broma con una cosa así.
Yo: -¿Pero cómo?... bueno no hay más que una manera...
Ella: -Jajajaja.
Yo: -Pero me refiero a ¿cuándo lo has decidido?, ¿o ha sido sorpresa?
Ella: -No no, ha sido totalmente buscado".





Mi niña, enhorabuena, no sabes cuánto me alegro. Bueno estoy segura de que sí lo sabes por lo bien que me conoces. Ha sido la mejor noticia que me podías dar en estos momentos, por primera vez en mucho, mucho tiempo, sonrío sinceramente. Ya lo ves, finalmente la vida siempre se abre camino...



Image and video hosting by TinyPic




No podía llegar en mejor momento ese bebé, por muchas cosas, pero sobre todo porque puede que tu seas la mamá, pero yo soy la tía Male!!!



¡¡voy a ser tía!! Image and video hosting by TinyPic






Image and video hosting by TinyPic ayyy que no puedo paraaar. ¡Yo también quiero ser mamáaa! pero no voy a deprimirme, en vez de eso me voy a emplear a fondo, ja veuràs ;D.



T'estimo moltississim i ja saps que jo mes Image and video hosting by TinyPic.

jueves, 19 de junio de 2008

Aprendiendo a orinar y defecar




Aviso: Este post puede herir la sensibilidad de algunas personas porque hoy me voy a poner un poco más escatológica que de costumbre, pero mucho más didáctica que nunca. Luego no digas que no lo advertí, seguir leyendo es sólo responsabilidad tuya...



Bien es sabido por todos, sobre todo por los que tienen a su cargo a alguna criatura, que el primer gran aprendizaje que realiza un niño sin ayuda externa, es el control de sus esfínteres. TODOS hemos pasado por esto, lo que sucede es que muchos no os acordaréis y las causas pueden ser principalmente dos:

  1. Que no os acordéis porque el cerebro humano tiene un complejo pero eficaz mecanismo de defensa, que le permite borrar aquella información que resulta traumática y/o desagradable para el sujeto en cuestión.
    Diréis que no, pero traumático resulta cuanto menos, o si no pensadlo bien y poneros en situación: eres un canijo al que le acaban de quitar los pañales y al que empeñan en sentar en un mini orinal con forma de patito azul (para niños) o rosa (para niñas) (... aunque había excepciones), y al que instan contínuamente para que empuje con todas sus fuerzas hasta que logre entregarle el regalito al pato.
    La presión por el hecho de tener a toda tu familia mirándote mientras empujas, es realmente para traumatizar a alguien, sobre todo a un niño que no entiende el por qué sus padres celebran, como si de una proeza se tratase, que depongas sobre un pato de plástico... aquí hay mucha miga para cualquier psicólogo, definitivamente.

  2. Que fueras el segundo hijo (o posterior) y que tus padres no te prestaran tanta atención porque tu hermano mayor ya se cargó la novedad del acontecimiento. Con lo cual, se toma como un acto sin la menor importancia y te dejan ahí sentado en el orinal, con la orden de que los avises cuando le hayas entregado el regalito al pato mientras ellos se van a hacer otras cosas.
    Debido precisamente a esa indiferencia ante el evento, la mente no clasifica ese recuerdo como imprescindible y se deshace de él.


Bien, una vez analizadas las causas por las que muchos no recuerdan el momento, pasemos a lo que interesa.
Es erróneo pensar que se trata de un acontecimiento sin importancia en la vida de una persona. Aprender a controlar los esfínteres es, de hecho, uno de los grandes aprendizajes que realiza todo ser humano en su existencia, porque dependiendo de si se realiza correctamente o no este aprendizaje, así nos facilitará o impedirá el desarrollo normal de nuestra vida.
No hay más que ver la terrible sensación de culpa de un niño que no ha podido controlar su esfínter durante la noche y amanece con el colchón empapado. O el mal rato que se pasa cuando uno tiene que sudar, literalmente, para controlar su esfínter en determinadas situaciones siendo ya adulto.

Es por todo ello por lo que este asunto no se debe tomar a chufla y se le debe dar la importancia que requiere. En eso los japoneses nos llevan años de ventaja. Observen el siguiente vídeo (absolutamente sin desperdicio alguno) que han creado en formato animado, para hacerlo comprensible a los niños que deben enfrentarse a este crucial aprendizaje. Denle al play...

El tigre ya ha aprendido a hacer sus cosas en el ídem y celebra su recién estrenada etapa de infante con unos calzones nuevos porque ¡ya no tendrá que usar más pañales!.





¿Qué, cómo te has quedado?, ¿impresionante, verdad?. Si es que estos japoneses son los reyes del frikismo, mira que hacer un vídeo didáctico para enseñar a defecar... ¿qué pasa que los padres no les explican bien cómo se hace y necesitan apoyo visual?. Desde luego los niños japoneses pueden estar contentos, son los mejores informados de todo el mundo.

Pero qué elegancia la de los japoneses a la hora de guardar escrupulosamente el respeto a la sensibilidad del espectador! Nada parece lo que en realidad es, todo es tan naïf que enternece. Esa cancioncita, esa recreación sonriente del pipí y del popó, ese niño despidiéndose de esa parte de él mismo que se va por el desagüe a la que no sabe si va a volver a ver... igualito que Marco cuando se despide de su mamá :'( ayss.
Tremendo... y tremendo el vídeo, obsérvese al final del mismo cuando el niño japonés subido en el artilugio amarillo (invento made in japón como no podía ser de otro modo), hace el signo de la victoria con los dedos y de fondo suena la misma musiquita que los japoneses le ponen a los videojuegos cuando has pasado al siguiente nivel o "te has pasado la pantalla". Impagable...

Por favor, si alguien puede traducir el vídeo, que deje un comentario. Se lo agradeceré eternamente.

miércoles, 18 de junio de 2008

¿Cómo me puede pasar lo mismo por segunda vez?

Parafraseando a Bruce Willis en La jungla II, "¿Cómo me puede pasar lo mismo por segunda vez?".

La única respuesta que encuentro, es que soy gilipollas...




Estado actual: muy, pero que muy cabreada. Iniciada la transformación a Hulka...


Hulka o She-Hulk (famoso cómic de Marvel sobre la mujer Hulk)

martes, 17 de junio de 2008

Mi pobre dedo

Lo cierto es que no sé cómo ocurrió, no recuerdo haberme dado ningún golpe en el dedo, pero el caso es que ayer estaba yo tan tranquila echando una partida al Trivial online, cuando de repente comienzo a sentir un dolor agudo en el índice de mi mano derecha. Cuando me examiné el dedo descubrí que, como me pasara otras veces, se me había roto un capilar internamente y el dedo se me estaba empezando a poner morado, mientras que el lugar por donde fluía mi sangre me iba picando y ardiendo.


Así es como estaba en un principio, con el bultito donde se había producido la rotura y el dedo congestionándose lentamente.



Después se hinchó un poco, se puso mucho más morado y no lo podía doblar bien. Llegué incluso a perder sensibilidad en la punta del dedo, momento que estimé oportuno para ir a urgencias. Por suerte, y gracias a los potingues que me echaron, no perdí el dedo xD, pero duele muchísimo :'(.

Menos mal que ya terminó el torneo de Trivial, porque hoy con 9 dedos no hubiera podido hacer nada. Arrrrggg qué despacio escribo ahora!, es desesperante.
En fin que ya estoy acostumbrada a estas cosas... son mi pan de cada día.

lunes, 16 de junio de 2008

~ Sweeney Todd ~

"Nunca olvides. Nunca perdones".



El sábado me di un paseo hasta el videoclub a ver si había algo interesante y cuando vi esta película, no me lo pensé dos veces y me la traje para casa porque quería aplacar la desazón que me quedó por no poder ir a verla al cine en su momento. Tenía mucha curiosidad por ver qué tal le había quedado el experimento del musical al sr Burton, porque albergaba algunas dudas de que me fuera a gustar ya que los musicales no me gustan, pero al ser una película de Tim Burton, le di un voto de confianza y me dispuse a verla.

El experimento resulta extraño, adjetivo que califica a Burton con total fidelidad, pero he de confesar que el musical me resulta cansino y, para mi gusto, desmerece el magnífico guión porque frena la película todo el rato. Tal vez sea porque, como dije antes, no me gustan los musicales y porque odio sumamente tener que estar viendo una película y leyendo los subtítulos para enterarme de lo que dicen, porque así o me pierdo la escena, o me pierdo parte del diálogo, con lo que tengo que rebovinar para leerlo de nuevo y eso me jode el climax totalmente.
Así que opino que el musical sobra, puesto que la película por sí sola, ya resulta otra genialidaod más del señor Burton y retomo mi idea de que los experimentos, mejor con gaseosa.

Si bien es cierto que esta película es la más siniestra y macabra del director hasta la fecha, estoy segura de que volverá a encandilar a sus fans sin ningún esfuerzo.
La mezcla del londres victoriano, con la singular atmósfera burtoniana y el gore, resulta una delicia absoluta, fascinante. Me vuelvo a quitar el sombrero ante Tim Burton y me afianzo todavía más en mi condición de fan absoluta.


¡¿Y qué decir de los actores?! BRILLANTES con mayúsculas. Vaya trío se agencia el señor Burton para el filme: Johnny Depp, Helena Bonham Carter y el Alan Rickman... ahí es ná.

Yo, desde aquí, quiero pedir el Oscar para Johnny Depp ya de una vez!, ¿qué más pruebas necesitan? ya ha demostrando con creces que se lo merece.





Lo mismo digo para Helena Bonham Carter, que ultimamente está brillando con más fuerza que nunca. Dos ejemplos: Bellatrix Lestrange (Harry Potter y la Orden Del Fénix) y Mrs Lovett (Sweeney Todd).


Bellatrix Lestrange


Mrs Lovett




Y el señor Rickman ya ni te cuento. Oscar ya!!

¡Aysss qué tremendos están en esta escena los dos!... me casaría con cualquiera de ellos (o con los dos) aunque no me lo pidieran xDD.



Resumiendo, y para evitar que me ciegue mi admiración xD, os dejo el tráiler de la película para que juzguéis vosotros mismos si queréis verla o no. Lamento que se trate de la versión original doblada al castellano, porque me hubiera gustado poner el tráiler integramente en español, pero el único vídeo que encontré en el tubo se veía demasiado oscuro y se pierden algunos detalles.

A ver qué os parece, ya me contaréis.

domingo, 15 de junio de 2008

"I don't know" Noa

"Show me rain and flood
To cool the fire in my blood...

I don’t know why, I don’t know how
If I can fly, can I fly now?
Are my wings strong enough to bear
the winds out there?

(Muéstreme la lluvia y las inundaciónes
Para enfriar el fuego en mi sangre...

No sé por qué, no sé cómo
Si puedo volar, puedo volar ahora?
¿Son mis alas suficientemente fuertes
como para aguantar los vientos de fuera?)".


Flower, colored bright
I am strong, I can fight
But I don’t know,
I don’t know,I don’t know
Tower, brick and stone
Make my way on my own
But I don’t know,
I don’t know,I don’t know.

I don’t know why, I don’t know how
If I can fly, can I fly now?
Are my wings strong enough to bear
the winds out there?


Tell me it’ll never fade
And I’ll go forth unafraid
Because I don’t know,
I don’t know,I don’t know.
Show me rain and flood
To cool the fire in my blood
Because I don’t know,
I don’t know,I don’t know.

I don’t know why, I don’t know how
If I can fly, can I fly now?
Are my wings strong enough to bear
The winds out there?


Darkness, edge of night
You are here, I’m in flight
Now I know, now I know
Now I know
-----------------------

Flor, coloreada brillante
soy fuerte, puedo luchar
pero no sé,
no sé, no sé
Torre, ladrillo y piedra
hago mi camino yo sola
pero no sé,
no sé, no sé

No sé por qué, no sé cómo
Si puedo volar, puedo volar ahora?
¿Son mis alas suficientemente fuertes
como para aguantar los vientos de fuera?


Dime que nunca se desvaneceran
e iré adelante sin miedo
porque no lo sé,
no lo sé, no lo sé
Muéstreme la lluvia y las inundaciónes
Para enfriar el fuego en mi sangre
porque no lo sé,
no lo sé, no lo sé

No sé por qué, no sé cómo
Si puedo volar, puedo volar ahora?
¿Son mis alas suficientemente fuertes
como para aguantar los vientos de fuera?


Oscuridad, borde de la noche
estás aquí, yo estoy en vuelo
Ahora lo sé,
Ahora lo sé, ahora lo sé.

Sé que la traducción está un poco chapucera, pero hoy no doy para más.

sábado, 14 de junio de 2008

"En la casa de Inés" Guaraná.


"Dijo "hazme lo que quieras, hazme enloquecer
y luego yo se lo tuve que hacer...".

Bésame, bésame

Me levanté en la estación
y en mi reloj marcaban las diez
Corrí, cogí el primer tren
que me llevó a la casa de Inés

Dijo:
"Hazme lo que quieras,
hazme enloquecer"
Luego yo se lo tuve que hacer

Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés
Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés

Házme enloquecer

Me levanté esta mañana
hacía frío y tenía calor
y sus braguitas colgando
sobre las aspas del ventilador
"Oye,
hazme lo que quieras,
hazme enloquecer"
Luego yo se lo tuve que hacer

Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés
Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés

Dijo:
"Hazme lo que quieras,
hazme enloquecer"
Luego yo se lo tuve que hacer

Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés
Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés

"Oye,
hazme lo que quieras,
hazme enloquecer"
Luego yo se lo tuve que hacer

Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés
Toda la noche besando
toda la noche en la casa de Inés

Ay, Inesita
"Hazme lo que quieras"
Y luego yo se lo tuve que hacer.

viernes, 13 de junio de 2008

"Problema" Ketama.



"Dime si soy para ti ese problema,
dime si, hoy por hoy, vale la pena,
dime si vas a empezar otra vez,
mejor dejarlo como ayer..."


Dime si soy para ti ese problema
dime si hoy por hoy vale la pena
dime si vas a empezar otra vez
mejor dejarlo como ayer
mejor dejarlo como ayer

Dime si soy para ti ese problema
dime si hoy por hoy vale la pena
dime si vas a empezar otra vez
mejor dejarlo como ayer
mejor dejarlo como ayer

Soy como una sombra
detras de tu almohada
soy como una sombra
que ha perdido el alma
soy como una sombra
detras de tu almohada
soy como una sombra
que ha perdido el alma

Dime si soy para ti ese problema..

Ay de ti si llevo la razón
Ay de ti si llevo la razón
Ay de ti si llevo la razón
Ay de ti si llevo la razón

Vaya rachita...


Te echaré de menos, Mario. Siempre fuiste bueno conmigo. Nunca te olvidaré.

jueves, 12 de junio de 2008

10 años sin Torrebruno.

Hoy 12 de Junio, se cumplen 10 años de la muerte del mítico Torrebruno. Y yo me pregunto ¿quién no se acuerda de Torrebruno?, los niños de los 70 y 80 seguro que lo tendrán muy presente en sus recuerdos, pero para los que no conozcan a este pequeño gran hombre, yo os lo voy a presentar:

Rocco "Walter" Torrebruno Orgini, conocido como Torrebruno, nació en Roma el 28 de agosto de 1936.
Desde joven mostraba inclinación por la música y la canción, pero comenzó siendo un empleado de banca. Quién le iba a decir a ese empleado romano de banca, que años más tarde acabaría siendo presentador de televisión en España de programas infantiles, los cuales, quedarían para siempre en la memoria de todos los niños.

Cosechó gran fama y popularidad, tanto es así que, junto a otros artistas como El Fary, ha pasado a formar parte del lenguaje popular, siendo protagonista de varias expresiones coloquiales.
El 12 de Junio de 1998, y tras un fallo cardíaco, Torrebruno nos dejó para siempre huérfanos a todos los niños, que, poco a poco, hemos ido cayendo en el ostracismo de la programación televisiva.

Estoy segura de que el nombre de Torrebruno, junto a otros programas y artistas de la época, va ligado a un grato recuerdo de vuestra infancia. Por eso os voy a tocar la fibra sensible un poquito con el siguiente vídeo.
Vaya con todo el cariño del mundo para Torrebruno, esté donde esté. Tus niños te seguimos echando de menos...



Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.
Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.

Son los tigres los más fuertes, los más duros de pelar
más peleones que tragones, mucho más (¡Tigres!)
Más gigantes que elefantes,
más valientes que Tarzán
Son los tigres los mejores, ra ra ra

Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.
Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.

Los leones dicen que son fardones (¡Leones!)
los mejores del África Central
los más duros y los más melenudos
los mejores, ra ra ra (¡ra ra ra! ¡ra ra ra! ¡ra ra ra!)

Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.
Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.

¡Tigres! ¡Tigres! ¡Leones! ¡Leones!

Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.
Tigres (¡tigres!), leones (¡leones!)
todos quieren ser los campeones.

miércoles, 11 de junio de 2008

"La gata bajo la lluvia" Rocío Durcal.

Bonita canción, irrepetible voz... El estilismo es demasiado rosa para mi gusto, pero a esta mujer todo le quedaba bien, es evidente. Os dejo con ella:


"...tranquilo, no te voy a molestar,
mi suerte estaba echada, ya lo sé...

...si alguna vez nos vemos por ahí,
ínvitame un café y hazme el amor,
y si ya no vuelvo a verte,
ojalá que tengas suerte.

Ya lo ves, la vida es así,
tú te vas y yo me quedo aquí,
lloverá y ya no seré tuya,
seré la gata bajo la lluvia,
y maullaré por ti".


Amor, tranquilo, no te voy a molestar,
mi suerte estaba echada, ya lo sé,
y sé que hay un torrente,
dando vueltas por tu mente.

Amor, lo nuestro sólo fue casualidad,
la misma hora, el mismo boulevard,
no temas, no hay cuidado,
no te culpo del pasado.

Ya lo ves, la vida es así,
tú te vas y yo me quedo aquí,
lloverá y ya no seré tuya,
seré la gata bajo la lluvia,
y maullaré por ti.

Amor, lo sé,
no digas nada, de verdad,
si ves alguna lágrima, perdón,
ya sé que no has querido hacer llorar
a un gato herido.

Amor, si alguna vez nos vemos por ahí,
ínvitame un café y hazme el amor,
y si ya no vuelvo a verte,
ojalá que tengas suerte.

Ya lo ves, la vida es así,
tú te vas y yo me quedo aquí,
lloverá y ya no seré tuya,
seré la gata bajo la lluvia,
y maullaré por ti.
Ya lo ves, la vida es así,
tú te vas y yo me quedo aquí,
lloverá y ya no seré tuya,
seré la gata bajo la lluvia,
y maullaré por ti.