lunes, 20 de febrero de 2012

Estoy jodida


Mi cóctel de medicinas:

1. Espidifen = Ibuprofeno para el dolor, con actividad analgésica, antiinflamatoria y antipirética

2. Amoxicilina = Antibiótico

3. Ferplex = Hierro para la anemia (3 cajas)

4. Bepanthol = Crema cicatrizante para el tatuaje

5. Reflex = Analgésico para la rigidez del cuello



Todo comenzó el sábado temprano, me tomé un zumo para desayunar y fue el comienzo del desastre. A mi estómago le cayó como una bomba atómica. Al rato ya tenía dolor en el lado izquierdo del estómago, por detrás de las costillas, mareos y náuseas. A la tarde me subió la fiebre a 38'5 y las náuseas hicieron cambiar la tonalidad de mi cara como un camaleón: de blanco a amarillo y después a verde para volver al blanco pálido. Sudores fríos, escalofríos, dolor de garganta, un dolor en el costado muy fuerte y un mareo constante que me obligaba a permanecer tumbada para que la habitación no diera vueltas sin parar. Tras tomarme un Espidifen, la fiebre bajó bastante, pero los mareos, las náuseas y el dolor en las costillas, no disminuyeron hasta el domingo. Todavía hoy tengo dolor en el costado, pero por suerte los mareos y las náuseas han desaparecido.
No he dormido muy bien estos dos últimos días, no lograba encontrar la postura para que no me doliera el costado, y al dormir de lado, eso es complicado. Quizá por eso esta mañana me he levantado con una rigidez de cuello dolorosísima, y he tenido que echar mano del Reflex para poder mover un poco el cuello.
Mi doctora me ha recetado antibióticos por una semana, me ve las amígdalas inflamadas y cree que pueda desarrollar infección. Espero mejorar porque me siento jodidamente mal.

Y rematando con broche de oro, de nuevo los análisis de sangre han arrojado resultado de anemia ferropénica grave. Mi Hierro total en sangre es de 14 y mis reservas de hierro (ferritina) están en 8, cuando los valores normales se mueven en los rangos 20-204 (mínimo-máximo). No había estado tan baja desde que hace unos 3 años me saliera un valor de 5. Por aquel entonces sí que fue grave, no olvidaré la cara del medico al ver el resultado, se puso más blanco que su bata.
En fin, así que de nuevo volvemos al ferplex. 3 meses de tratamiento y repetir análisis...

Lo que no entiendo es por qué tengo tanto colesterol si estoy llevando una alimentación totalmente sana y equilibrada. 162 de LDL nada menos, cuando el máximo está en 120...

En fin, estoy bastante frustrada, enojada y enferma, así que más me vale tomármelo con filosofía porque va a ser lo mejor para mi. No quiero que, encima, el estrés vuelva a subirme la tensión y ya si que estaré jodidamente jodida.

Por cierto, aquellas descamaciones que me salían en la lengua resulta que son más comunes de lo que yo pensaba. Se conoce como lengua geográfica. Así que hoy he descubierto una nueva cosa sobre mi que no sabía: tengo lengua geográfica  :|

viernes, 17 de febrero de 2012

Random post

I. Bien, un año más, hemos sobrevivido al 14 de febrero.
Mentiría si dijera que no me gustan los detalles románticos (aunque pienso que para eso no tiene que haber un momento específico), pero aún no ha llegado a mi vida esa persona que merezca mis más completas atenciones. No obstante, he celebrado el día de San Valentín a mi manera, porque no hace falta estar enamorada de un hombre, para estar enamorada...

II. El viernes pasado me encontré en el Facebook con el enlace a una twitcam de Diana Navarro. Fueron como 20 minutos de cámara en directo desde su casa, absolutamente impresionantes. Oirla cantar en directo, en inglés, un estilo que no es el suyo pero que lo canta como los ángeles, desde la comodidad de tu casa; es algo que no puede pagar ni todo el oro del mundo. Esta mujer tiene una garganta prodigiosa, y canta bien todo lo que le pongan por el medio. Dianista hasta la médula, vamos.

III. Estoy reformando algunos rinconcitos de la casa. Un poquito de papel para forrar esto, una balda de pared para completar aquello, patronaje de un bandó para las cortinas de mi cuarto, un invento en el interior de mi armario para colgar mis bufandas y pañuelos... en fin, que no paro. Estoy haciendo caso a ese famoso anuncio de Ikea que decía "Redecora tu vida", pues en ello ando. Si a alguien le interesa, pondré fotos. Por cierto, Ikea se ha convertido en una fuente de inspiración y un peligro para mi maltrecho bolsillo, si ya lo dicen en mi casa "No sé en qué estaría pensando el día que te llevé por primera vez a Ikea" xDD.

IV. Mens sana in corpore sano

V. Queda menos de un mes para mi cumpleaños y todavía no sé cómo voy a festejarlo, si es que al final lo celebro... lo que si me gustaría, es cumplir de una vez con ese punto que lleva mucho tiempo en mi lista de cosas que hacer antes de morir: celebrarlo con una tarta erótica... siii!! xD

VI. -¿Por qué te has tatuado el brazo izquierdo?
-Porque es el que está más cerca de mi corazón

VII. Sigo sin poder dejar de mirarme el tatuaje :D

VIII. Sigo echando de menos a Whitney :(

IX. He conseguido acostumbrarme a acostarme a una hora decente y despertarme a una hora decente, lo cual es todo un logro porque me ha costado un triunfo.

X. Ya he comprado el tinte para el pelo. La caja dice color rubio marrón intenso, que puesto sobre mi castaño oscuro natural, puede resultar curioso... quién sabe lo que puede salir de esa mezcla.

XI. :DDDD

jueves, 16 de febrero de 2012

Cosas que hacer antes de morir

·Escribirle una carta a los Reyes Magos
·Ver pasar el cometa Halley al menos una vez (1986)
·Ir a un concierto de Nacha Pop, pedirle un autógrafo a Nacho y a Antonio Vega y hacerme una foto con ellos
·Ir a un concierto de Gloria Gaynor, Bonney M y Village People
·Ir a un concierto de Gospel
·Ir a un concierto de Rosana
·Ir a un concierto de Rosana y estrecharle la mano
·Ir a ver una peli que están a punto de retirar de la cartelera y sentarme prácticamente sola en la sala del cine
·Hacer una lista de 'Cosas que hacer antes de morir'
·Donar sangre, ropa o víveres a quién lo necesite
·Subirme en un columpio y columpiarme para intentar tocar el cielo
·Ganar una partida de Trivial Pursuit (online)
·Reencontrarme con algún/a profesor/a de l@s que me dieron clase a lo largo de mi vida académica
·Ver un eclipse
·Mirar fotos antiguas y llorar de emoción
·Apoyar algún sueño ajeno
·Terminar una conversación pendiente
·Terminar mi segundo año de Maquillaje
·Ir a un concierto de Mago de Oz
·Conocer a un gran maestro que toque mi vida y abra mi mente


·Hacerme un tatuaje



miércoles, 15 de febrero de 2012

Mi primer tatuaje

Acabo de volver a casa y estoy tan contenta que no quepo en mi. Esta tarde quedé con mi mejor amiga K y fuimos a ver a Mariano (el tatuador) para que me enseñara los diseños que había dibujado. He vuelto a casa con mi primer tatuaje ya hecho :D. Después de años queriendo hacerme uno, por fin lo he llevado a cabo. Estoy muy contenta con el resultado pese a que a muchos no les guste, aunque sinceramente, con que me guste a mi, me sobra. Y a mi me encanta :D.

El caso es que es un tatuaje lleno de simbolismo para mi, y como bien me ha dicho Mariano: "esos son los tatuajes que nunca te aburren porque cada vez que lo veas te gustará más". Y le doy la razón completamente. No puedo dejar de mirarmelo.

-¿Por qué estrellas? -me ha preguntado mi hermano pequeño.
-Bueno, la estrella uno de mis símbolos preferidos. Además, ¿cuál es el símbolo guía por excelencia?
-La estrella.
-Exacto. Cuando uno se pierde y quiere encontrar el norte, lo primero que busca en el cielo es la osa mayor . Además, la estrella de Belén, también fue un gran símbolo guía.
-¿Y por qué precisamente cuatro?
-Me alegra que me hagas esa pregunta, pequeño saltamontes. El número 4 tiene un simbolismo muy especial para mi... Sois vosotros (mis padres y mis dos hermanos). Mis cuatro estrellas guía.
-(Pausa sorprendida y emocionada de mi hermano pequeño)
-Si alguna vez me pierdo, y no consigo encontrar el camino, sólo tengo que recordar por qué ese tatuaje está ahí. Eso bastará para regresarme de nuevo al camino.

La verdad es que todo ha estado rodeado de simbolismo. El tatuador (un muchacho encantador, tengo que decirlo) se llama Mariano, y ese nombre sólo puede traerme un buen recuerdo a la memoria. Una persona muy especial y muy querida por mi familia, se llamaba así.
Mi mejor amiga K, ha sido quien me ha regalado el tattoo.
Y por supuesto, el significado que para mi tiene el tatuaje.

Tengo que decir que no duele tanto. La sensación, más que un pinchazo, es igual que si alguien te estuviera pasando una aguja ardiendo. Más que pinchar, quema, y más que doler, creo que molesta. Pero vamos, totalmente soportable. En cualquier caso he sufrido cosas peores que ésta, créeme. Y aunque hubiera dolido, el motivo estaba justificado para mi. Así que cero quejas.
Me sonrío al acordarme del comentario de Mariano sobre las líneas redondeadas (que van más con mi personalidad que los bordes puntiagudos y agresivos de otros diseños de estrella) y el hecho de que el trazo sea tan sencillo:
-Más fino y delicado no te lo he podido hacer, vamos.
-Eso, como yo. Así soy yo xD

La verdad es que me sorprende que no esté más enrojecido, con lo sensible que tengo yo la piel, pero apenas se ha inflamado. Ahora sólo tengo que cuidarlo bien y ya está.


:D

martes, 14 de febrero de 2012

San Valentín

Google ha querido celebrar el día de los enamorados con este encantador vídeo-doodle, cuya moraleja podría ser "las mujeres no quieren regalos, quieren amor y cariño". Google parece así rechazar la parte más comercial de este día y apostar por lo verdaderamente importante: el amor.
Como estoy completamente de acuerdo con ello, voy a compartir el vídeo, que además está acompañado por el gran Tony Bennet cantando una bonita canción "Cold, cold heart", la cual ha sido "cedida" para tan magno evento, en un gesto emocionantemente altruista, por Columbia records y Sony.... espero que se note la ironía con la que van cargadas mis palabras.
Dicho todo esto, no tengo más que invitarte a que le des al play



Feliz día de San Valentín :)

(abajo el día del Corte Inglés!!)

lunes, 13 de febrero de 2012

¿Siempre tienes que tener la última palabra?

Hace semanas que mi cerebro no da señal de actividad, pero tengo que estrujarlo para poder escribir algo esta semana con mi frase. La ocasión y El Cuentacuentos lo merecen, aunque no prometo gran cosa.
En esta ocasión he querido continuar una historia que escribí hace 4 años y a la que os dejo este enlace. Realmente no es preciso leer la primera parte para entender esta segunda, son complementarias pero perfectamente válidas por separado. Sin embargo, si decides leer la primera parte, siempre lograrás entrar mejor en situación ;)


Número 3


—¿Siempre tienes que tener la última palabra? —le preguntó el joven visiblemente molesto.
—Obvio —respondió. El muchacho giró la cabeza hacia su izquierda y miró sobre su hombro con expresión sorprendida tal y como lo demostraba su ceja exageradamente levantada— No sé por qué te sorprende tanto, Sigmund. Sabes que es así.
Sigmund relajó la expresión de su rostro y, dejando escapar una leve sonrisa, volvió a mirar al cielo mientras le daba otra calada a su cigarrillo.
—No entiendo por qué no puedo tener un ángel y un demonio como todo el mundo. Un ángel que me diga qué es lo correcto y que aparezca al otro lado cuando tú lo haces.
—Vamos, Sigmund, no digas tonterías. ¿Para qué querría alguien tener un ángel a la derecha que siempre está dando la brasa? no es divertido.
Sigmund observaba las nubes que, empujadas por el viento, se desplazaban lentamente por el cielo. Algunas le recordaban vagamente formas ya conocidas. Sin embargo pensó que aquello era producto de su imaginación, alimentada por el cigarro que se estaba fumando.
Las vías del tren comenzaron a vibrar delicadamente, haciéndole cosquillas a Sigmund en la nuca. El muchacho permaneció tumbado mirando las nubes, mientras daba otra calada más.
—Debería tener dos puntos de vista en lugar de sólo el tuyo. Cuando tomas una decisión se supone que tienes que elegir entre dos opciones, y no se puede elegir si te dan una sola opción, ¿verdad? —dijo Sigmund con la vista fija en las nubes mientras su mente trataba de formar la silueta de un centauro recogiendo la ropa del tendedero.
—Venga ya, Sigmund, sabes de sobra que tú no eres como todo el mundo. Ellos tienen la oportunidad de elegir entre dos opuestos, pero tu balanza sólo se equilibra hacia un lado —le respondió el demonio.
—Lo sé —dijo el muchacho dando otra calada—. Pero aún así me gustaría poder escuchar otra opinión más, aparte de la tuya.
—¿Para qué querrías tener la opinión de dos demonios? es absolutamente innecesario, créeme.
Las vías del tren vibraban ahora con más intensidad mientras que, a lo lejos, un silbato anunciaba la próxima llegada del tren. Sigmund dejó escapar una media sonrisa de sus labios al mismo tiempo que repitió:
—Absolutamente innecesario —expulsando lentamente el humo de sus pulmones—. Tan innecesario como la materialización de un demonio sobre mi hombro izquierdo. Después de todo, sólo puedo elegir un camino.
El demonio parpadeó unos instantes tratando de buscar una réplica, pero al no hallar ninguna, exclamó:
—¡Maldición!... siempre tienes que tener la última palabra —y acto seguido se desvaneció sin dejar rastro.

La inminente llegada del tren se confirmó cuando éste hizo sonar su silbato para alertar a un joven que yacía tumbado sobre las vías fumándose un cigarro.
Sigmund volvió su cabeza hacia la derecha, vio aparecer la silueta del tren aproximándose rápidamente y, de nuevo, regresó la vista hacia las nubes mientras daba la última calada a su cigarro. Esta vez estaba seguro de haber visto al centauro recoger un voluminoso sostén del tendedero para probárselo. Le pareció tremendamente gracioso y rió sonoramente al mismo tiempo que el humo salía descontroladamente de su boca. Luego, aplastó el cigarro contra el travesaño de las vías y cerró los ojos segundos después de que el tren volviera a accionar su silbato por última vez...

Sin embargo, nada ocurrió...


La vibración de las vías se había detenido completamente, el ruido se había extinguido, y hasta el aire parecía haberse paralizado.
Sigmund abrió los ojos lentamente. Las nubes en el cielo se habían quedado inmóviles. Extrañado, giró la cabeza hacia la derecha y pudo observar que el tren también se había quedado inmóvil. Todo parecía estar congelado, como en una fotografía. El muchacho frunció el ceño y giró la cabeza hacia la izquierda. Entonces lo vio. Un hombre menudo caminaba apresuradamente hasta el lugar donde se encontraba él. Entre sus manos sostenía una carpeta negra.
—Mierda —exclamó Sigmund entre dientes al fijarse en la carpeta, mientras dejaba caer pesadamente los ojos con expresión de fastidio.
El hombre menudo se aproximó a él andando torpemente, y el muchacho se incorporó. Por un instante le había cruzado por la mente la idea de huir, pero Sigmund sabía que acabaría siendo inútil, así que suspiró con resignación y aguardó pacientemente a que el hombre menudo comenzara a hablar.
—Gra... gracias por ha... haberme esperado —dijo
 entre jadeos tratando de recuperar el resuello.
—Ya, claro. Como si tuviera otra alternativa— respondió secamente Sigmund sin apartar la vista de la carpeta negra.
—Me... me llamo Gabe— se presentó tendiéndole la mano.
—Lo sé —contestó Sigmund ignorando la mano de Gabe. Éste tardó unos segundos en reaccionar y finalmente se llevó la mano a la boca al mismo tiempo que carraspeó para aclarar su voz.
—Bien, antes de nada, déjeme decirle que es un honor conocerle, número 3. Cuando me encargaron la misión de encontrarle, supe que valdría la pena solamente por tener el honor de conocerle...—Gabe interrumpió su frase al darse cuenta de que estaba hablando demasiado. De nuevo, se llevó la mano a la boca y carraspeó— su... supongo que ya sabrá por qué he venido.
—Tengo una ligera idea —ironizó Sigmund.
Gabe, intimidado, decidió no decir nada más y abrió su carpeta negra para buscar la carta que debía entregarle al muchacho. Gabe, nervioso comenzó a revolver papeles incapaz de encontrar el documento en cuestión. Sigmund, cerró los ojos y se pasó la mano por la cara, de arriba a abajo mientras luchaba por contenerse ante tanta estupidez. El olor a tabaco que aún permanecía en sus dedos, le reavivó las ganas de encenderse otro cigarro y mientras Gabe seguía removiendo papeles, comenzó a buscar su paquete de tabaco palpando en todos los bolsillos de su pantalón. Finalmente, Gabe encontró la carta y se la ofreció al muchacho, quien se dispuso a leerla al mismo tiempo que seguía palpando en busca de su tabaco. A medida que Sigmund avanzaba en la lectura, su expresión se tornaba cada vez más seria, hasta que dejó de buscarse el tabaco, quedándose totalmente absorto.
—Olvídalo, no pienso hacer este trabajo —dijo finalmente Sigmund cuando concluyó su lectura.
—Bu... bueno, no esperábamos que se hiciera cargo de este asunto sin ningún tipo de recompensa por ello —respondió Gabe.
—Paso, Gabe. Dile a ella que paso. Buscaos a otro —concluyó el muchacho arrugando la carta hasta convertirla en una pelota de papel, la cual arrojó bien lejos.
—He sido autorizado para comunicarle que se le aplicará una reducción de su condena si acepta el trabajo —dijo Gabe rápidamente antes de que el muchacho se le escapara.
—¿Una reducción de mi condena? JAJAJAJAJAJ. Dile a ella que pierde el tiempo ofreciéndome tratos tan inútiles como ese —dijo Sigmund y, acto seguido, se dio la vuelta y comenzó a andar.
—¡Espere! sabíamos que esto podía ocurrir, pero si no quiere una reducción de su condena, podemos aplicar la reducción a la condena de otro miembro! —Sigmund se detuvo en seco. Lentamente se dio la vuelta y permaneció en silencio observando a Gabe mientras su mente trabajaba a toda velocidad. Gabe sacó de su carpeta negra otro documento y se lo acercó a Sigmund quién lo recibió, lo leyó, y permaneció en silencio un largo rato. Tras un tiempo que a Gabe se le antojó eterno, éste decidió romper el incomodo silencio y le preguntó a Sigmund: —¿No... no va a decir nada?
El muchacho levantó la vista y clavó sus ojos en los de Gabe.
—Sí —respondió Sigmund— ¿Tienes un cigarro?





Más y mejor en El Cuentacuentos

domingo, 12 de febrero de 2012

Whitney Houston, descanse en paz

La cantante Whitney Houston, en una actuación en 2009 en Los Angeles. / MARIO ANZUONI (REUTERS)

Yo no sé si alguna vez has llorado tras conocer la muerte de alguien a quien admiras. Yo sí, en varias ocasiones, y hoy también he vuelto a hacerlo tras conocer la nefasta noticia de la muerte de Whitney Houston.
Hace algún tiempo atrás ya comenté en esta entrada lo mucho que me apenaba su situación y realmente siempre evité hablar del tema porque me causaba mucha pena. Hay algo que te une a un cantante que no conoces y posiblemente nunca vas a conocer personalmente. Hay un lazo inexplicable que te une a esa persona que está a años luz de tu círculo de relaciones sociales. Hay un sentimiento que se instala en ti cuando esa persona logra mover, con su voz y su interpretación, una minúscula fibra de tu ser para provocarte una sensación. Quizá eso sea lo que consigue que realmente le tomes aprecio a un cantante. 
Whitney Houston me ha acompañado durante uno de los periodos más duros de mi vida, y son muchas las cosas que le debo. Ese tipo de cosas siempre quedan dentro de uno y nunca se agradecen lo suficiente. 
Ni siquiera puedo dejar de llorar mientras escribo esto. Ni siquiera ahora encuentro las palabras para decir todo lo que me gustaría decir. Estoy demasiado apesadumbrada para expresar con claridad lo que siento. 
Me niego rotundamente a colocar aquí una imagen del deterioro que ella sufrió. Es como cuando fallece alguien que aprecias y prefieres recordarlo en sus mejores momentos, que en sus peores momentos. Lo que sí voy a hacer es poner el vídeo de una de sus más famosas canciones, que la inmortalizó y que estoy segura que va a trascender las barreras del tiempo. Esa voz no se puede olvidar nunca una vez que la has escuchado. Como decían en una de sus películas "Si alguna vez quieres saber cómo suena el amor, ella tiene ese secreto en su voz". A mí no se me ocurre mejor homenaje que darle al play.


Va por ti Whitney. Que la paz que no encontraste en esta vida, la encuentres ahora, donde quiera que estés. Yo espero poder encontrar la mía algún día.
Gracias, gracias infinitas. I will always love you.



P.D.: Voy a rescatar este vídeo porque en su momento, yo hubiera dado todo lo que no tenía por ser la protagonista de la sorpresa. Lo recuerdo con cariño porque ese programa llamado "Sorpresa, sorpresa" me hizo creer que las cosas que parecían imposibles, pueden hacerse realidad; como por ejemplo, cantar a duo con ella.

sábado, 11 de febrero de 2012

"Perdóname" Pablo Alborán y Carminho

Impresionante. Qué gran acierto ha tenido Pablo a la hora de cantar con Carminho. Hermosas voces por separado, pero juntas, son todavía más hermosas.

Portugal no me es un país desconocido, ya que es vecino de España, pero si hay algo que conozco bien de Portugal, son sus maravillosos Fados. El fado es la canción portuguesa por excelencia, es una canción que pone voz a la tristeza y encoje los corazones de quien la escucha. Hay que tener mucho sentimiento para cantar un fado y que llegue, y Carminho tiene de sobra. Como dice Pablo, Carminho ha conseguido arañarme el alma alguna vez... qué cierto. Escucharla cantar en su idioma, pone los pelos de punta.
No le voy a restar méritos tampoco al guitarrista, porque esa guitarra portuguesa, en algunos momentos, parece que habla...

Y bue... me encanta... simplemente... (y esto no tiene nada que ver, pero me encantan los zapatos de Carminho!)

" Siento volverte loca
darte el veneno de mi boca...
Ni una sola palabra más
no más besos al alba
ni una sola caricia habrá
esto se acaba aquí
no hay manera ni forma
de decir que sí"



Este es el vídeo oficial del single, donde Carminho canta en español


Y como siempre, añado el audio para los que gustan de darle al play y escuchar, en vez de ver el vídeo ;)



Si alguna vez preguntas el por qué
no sabré decirte la razón
yo no la sé
por eso y más
perdóname.

Si alguna vez maldicen nuestro amor
comprenderé tu corazón
tu no me entenderás
por eso y más
perdóname.


Ni una sola palabra más
no más besos al alba
ni una sola caricia habrá
esto se acaba aquí
no hay manera ni forma
de decir que sí

Ni una sola palabra más
no más besos al alba
ni una sola caricia habrá
esto se acaba aquí
no hay manera ni forma
de decir que sí

Si alguna vez
creíste que por ti
o por tu culpa me marché
no fuiste tu
por eso y más
perdóname.

Si alguna vez te hice sonreír
creíste poco a poco en mi
fui yo, lo sé
por eso y más
perdóname.

Ni una sola palabra más
no más besos al alba
ni una sola caricia habrá
esto se acaba aquí
no hay manera ni forma
de decir que sí

Siento volverte loca
darte el veneno de mi boca
siento tener que irme así
sin decirte adiós

Ni una sola palabra más
no más besos al alba
ni una sola caricia habrá
esto se acaba aquí
no hay manera ni forma
de decir que sí

Perdóname

viernes, 10 de febrero de 2012


1 año es tiempo suficiente para esperar por un recuerdo


Y aunque tal vez no haya dejado de quererte, debo dejarte marchar.






miércoles, 8 de febrero de 2012

Random post

I. Fai un cutu qu'escarabaya'l pelleyu, como dirían en Asturies (por cierto, puxa Asturies home). Tengo que volver a Asturias, ya me está haciendo falta... retornando a la frase, "hace un frío que pela", en castellano. El invierno se va a despedir a lo grande, parece.

II. Tengo un dolor de garganta horrible. Espero que sea pasajero y no sea síntoma de gripe porque no quiero ponerme enferma. También tengo el brazo dolorido porque recién vengo de sacarme sangre para una analítica. 3 tubitos de ensayo que me han sacado, un poco más y me dejan seca xD.

III. Esta tarde iré a visitar al tatuador con mi mejor amiga. Ella se va a repasar el suyo y yo voy a hacerme por fin mi primer tatuaje. ¡Qué ilusión! llevo años queriendo uno y me ha dado tiempo de sobra a madurar la idea, así que los pros y los contras están más que sopesados ya. Mi primer tatuaje no pasa de este mes.

IV. Súper regalo que me hicieron el sábado. Una paleta de maquillaje de ensueño. Aunque los Reyes Magos han tardado un poco más en venir, ha merecido la pena la espera. Me encanta.

V. Aparte, el domingo fui de shopping. Esta vez volví a casa algo más contenta. Me compré un abrigo y me tiene enamorá. Había desistido de encontrar uno a estas alturas, pero al final él solito vino a mi.
También compré un par de retales de una tienda que liquida existencias. Con el morado ya estoy planeando algo para las cortinas de mi cuarto. El otro retal me había gustado desde la primera vez que le puse el ojo, pero entonces no pude comprarlo. También tengo grandes planes para él. Lo mejor de todo es que los dos retales me salieron por 5€, mejor imposible.
Un vestido veraniego, un top discotequero y unos pantalones de pana totalmente tirados de precio (7€), fueron las últimas compras del día y creo que de la temporada. He tenido que esperar hasta la recta final de las rebajas, pero va a ser que ha merecido la pena. Me he gastado menos de la mitad de lo que había presupuestado, y he comprado aproximadamente el 80% de las cosas que necesitaba. Más no se puede pedir, cierto?

VI. Me sobran ideas y proyectos pero me faltan otras cosas que necesito para llevarlos a cabo. Qué puñeta.

VII. Enamorarse y no

Cuando uno se enamora, las cuadrillas
del tiempo hacen escala en el olvido,
la desdicha se llena de milagros,
el miedo se convierte en osadía
y la muerte no sale de su cueva.

Enamorarse es un presagio gratis,
una ventana abierta al árbol nuevo,
una proeza de los sentimientos,
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio.

Por el contrario, desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba,
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo

Mario Benedetti

VIII. Cocinar, cocinar y cocinar. Eso es lo que me está salvando. Además, mi recetario está creciendo a una velocidad pasmosa, y eso siempre es bueno. Me fastidia especialmente, hablando de cocina, haberme perdido por segundo año consecutivo el festival del tamal que hace un famoso restaurante mexicano de la capital. Probar los tamales es uno de mis más viejos deseos pendientes, y por lo que parece, va a seguir estando pendiente, tsss.

IX. Dicen que no guardo duelo, llorona, porque no ven llorar... hay muertos que no hacen ruido, llorona, y es más grande su penar...

X. Tranquilo, ya pasé el duelo, ya no me afecta. La decisión está tomada desde hace varias semanas.

martes, 7 de febrero de 2012

200 aniversario del nacimiento de Charles Dickens


El Doodle de hoy conmemora el bicentenario del nacimiento de Charles Dickens.
Si no has leído aún alguna obra suya, te recomiendo que lo pongas en tus proyectos para antes del fin del mundo. Mi preferida es Cuento de Navidad, pero quizá la más famosa obra de Dickens también se merezca un huequito entre las lecturas pendientes: Oliver Twist. Esta novela destaca por ser la primera novela en lengua inglesa que tiene a un niño como protagonista. Seguro que has oído hablar de ella. Anímate a su lectura si aún no lo has hecho ;)

lunes, 6 de febrero de 2012

Pasos a seguir para ser una perfecta cocinera


  • Muffins de mora
  • Muffins de Nutella 
  • Trifle
  • Apple crumble

Próximo reto: Carrot cake


domingo, 5 de febrero de 2012

Reto conseguido: Apple crumble



A pesar de que no me gusta demasiado la manzana ácida, quedó muy rico el apple crumble. Hace algunos años ya lo preparé para mis clases de cocina, pero desde entonces no había vuelto a cocinarlo y me quedó un recuerdo tan sabroso, que quise preparar uno.
Le añadí, por cuenta mía, un poco de salsa toffee casera. Esos remolinos cremosos que se ven tan apetitosos en la foto, no describen ni una décima parte de lo buenísima que está.
En fin, me salva que tengo una familia a la que les gusta mucho el dulce, porque yo me porto bien y pruebo sólo mi pedacito, pero yo sola no habría podido terminar el crumble entero ni en un mes.

sábado, 4 de febrero de 2012

Día Mundial Contra el Cáncer

Hoy se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer. Desde aquí mi ánimo a todos aquellos que luchan día a día contra esta enfermedad. Mi cariño para todos los familiares de enfermos, y todo mi apoyo para que, entre todos, consigamos vencerlo.



viernes, 3 de febrero de 2012

Random post

I. Ya se acabó enero. Tenía muchas ganas, aunque en verdad no tenía un motivo de peso para ello, pero me alegro de haber dejado enero atrás.

II. Hace un frío del carajo. Esta ola de frío siberiano me entumece las manos y enrojece la sensible piel de mi cara. Tenía idea de ir a festejar el Día de la tortilla al recinto ferial de mi ciudad, entre otras cosas porque llevo viviendo en Torrejón 16 años y aún no he ido, a las que dicen, son las mejores celebraciones del día de la tortilla de toda la comunidad de Madrid.
El plan de austeridad del alcalde ha suspendido el reparto de tortilla gratis para los asistentes, cosa que no entiendo muy bien. Puede que otros años no hiciera mucha falta, pero precisamente este año, con cientos de familias comiendo de la caridad y rebuscando en las basuras de los grandes supermercados, me resulta incomprensible que se suspenda. De cualquier modo la empresa McDonald's repartirá zumo de naranja gratuitamente, que tal vez sean polvos de naranja mezclado con agua, pero al menos muchos beberán algo hoy.
La música latina se oye desde mi calle, si no hiciera tanto frío me acercaría para curiosear, pero me temo que voy a desistir. En casa, se está muy calentito y el rugido del viento zarandeando los árboles, me da escalofríos.

III. Por amor he hecho las más grandes cosas, pero hay cosas que no pueden ser, por mucho que yo me empeñe.
Y yo no puedo comulgar con ruedas de molino, por mucho que te empeñes tú.

IV. Me apetece un cigarro...

V. Estoy en ese momento de mi vida en que me gustaría ser importante para otra persona.

VI. Después de mucho, pero mucho tiempo, anoche me tomé un café con un viejo amigo. Sienta bien recibir un mensaje del tipo "Estoy en tu ciudad por trabajo. Estoy libre a partir de las 18:30. Hazme una perdida y te llamo si quieres tomar un café conmigo" siempre hace ilusión que las viejas amistades se acuerden de una, aunque haya pasado mucho tiempo.

VII. Me ha salido una descamación en en centro de la lengua en forma de U. Duele mogollón. No es la primera vez que me pasa, aunque no me sucede con frecuencia. En otras ocasiones fueron formas sin definir y hasta una P. Se me están atragantando las letras, parece. Y es que hay cosas que nunca dije, pero debí haberlo hecho en lugar de tragarme las palabras...

VIII. Necesito salir de compras. Tengo mono de shopping. Llevo más de una semana encerrada en casa sin salir y se me están cayendo las paredes encima. Tengo la excusa perfecta: la doctora me diagnosticó dermatitis en mi rostro y aparte de su tratamiento, me recomendó comprarme una crema ultra hidratante con factor de protección solar, para que la sensible piel de mi rostro no sufriera con el frío invernal. Hace días que se me terminó la crema hidratante y al no estar usando nada, he acabado por tener irritación. A veces, tener la piel tan fina y sensible, es todo un fastidio.
En fin, necesito una crema hidratante para el rostro. Y tampoco me vendría mal una crema nocturna para las primeras arrugas. Y ahora que me veo, necesito también teñirme las raíces del cabello... esta vez tal vez opte por un castaño chocolate o un castaño claro con mechas rubias, me apetece cambiar...

IX. Estoy frustrada con la báscula. Se ha encajado en la misma cifra y de ahí no se mueve la condenada. Es un alivio que la agujita no suba de cifra, pero que no baje, tampoco es un consuelo. Cuando termine esta semana tan estupenda en la vida de toda mujer, doblaré mi rutina de ejercicios. Estoy reteniendo mucho líquido y sentirme hinchada y pesada, me pone de mal humor.

X. Tengo grandes planes para Febrero. Será estupendo llevarlos a cabo.

jueves, 2 de febrero de 2012

miércoles, 1 de febrero de 2012

Pasos a seguir para ser una perfecta cocinera


  • Muffins de mora
  • Muffins de Nutella 
  • Trifle

Próximo reto: Apple crumble